Evaden responsabilidades

Lejos de aclarar los usos que dan a los equipos de espionaje que poseen, desde las Fuerzas Militares intentaron deslindar responsabilidades sobre el seguimiento que hicieron a una periodista y hablan de que se afecta a la seguridad nacional.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/ERNZBRIF5NCBZNS6ULJNNG5VCI.jpg

El Comando de Fuerzas Militares emitió un comunicado a través del cual intenta deslindar responsabilidades sobre el espionaje que realizaron a una periodista de ABC Color luego de que se iniciaran publicaciones que revelaban los altos niveles de corrupción en filas de la institución castrense.

“El Comando de las Fuerzas Militares niega rotundamente la veracidad del contenido de las publicaciones de referencia”, comienza el documento emitido ya cerca del mediodía de este jueves. El comunicado continúa diciendo que, porque ellos lo niegan, todo lo publicado “es falso. De igual manera, se niega enfáticamente haberse utilizado el Sistema de Inteligencia del Gobierno para interceptar o escuchar llamadas telefónicas”, agrega.

Los militares aseguran que las publicaciones afectan la “confidencialidad” de los trabajos de investigación que realizan en la lucha contra grupos criminales que operan en la zona norte del país, debido a que se publican los nombres de quienes integran el equipo que lleva adelante esas actividades. Además, califican las publicaciones de este diario de “maliciosas”. Finalizan pidiendo “prudencia” y “discreción” en las publicaciones referentes a la utilización de equipos de inteligencia.

En medio de la publicación sobre corrupción en las Fuerzas Militares comandandas por el Gral. Luis Gonzaga Garcete, el equipo de inteligencia militar llevó adelante una operación de espionaje de dos números de teléfonos celulares de la periodista de ABC Color que redactaba la serie. Los militares obtuvieron un listado completo de todos los números a los que la colega llamó y desde dónde la llamaron.

Molesto por las publicaciones sobre su esposa y sobre su propia administración, el general Gonzaga Garcete permitió que militares a su mando realizaran espionajes ilegales, sin conocimiento ni consentimiento del Ministerio Público. Estaban empeñados en averiguar quiénes eran “los traidores” que filtraban los datos a este diario.

El primer anillo incondicional del Gral. Luis Gonzaga Garcete en las Fuerzas Militares estaba tan desesperado por conseguir los datos que, además de no dudar en usar medios ilegales a su alcance, también hizo venir del Norte a parte del equipo COFIN (Comando del Frente de Inteligencia) para reforzar el área de inteligencia. Este diario confirmó que el Cnel. Cayetano Rodríguez, más conocido como “Bronco” y que dirige operaciones de inteligencia en el Norte, también fue convocado a Asunción con algunos de sus agentes.

En esos días que se realizaba la movida, ABC Color pudo comprobar que en el Norte se desangró el equipo de inteligencia. Quedó diezmado y con poca infraestructura. El factor que agrava más aún el episodio de espionaje ilegal fue que en esas semanas en que se ocupaban de espiar a una periodista fue cuando en el Norte se materializó el secuestro del adolescente menonita Franz Wiebe a manos del EPP. Esto ocurrió el 27 de julio pasado.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD