Exabrupto de Cartes, “una barbaridad”

El exabrupto del presidente Horacio Cartes contra los periodistas Menchi Barriocanal y Óscar Acosta es "una barbaridad y falta de tolerancia llevada al extremo", aseveró el ex vicepresidente de la República Ángel Roberto Seifart.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/XBHJ5BJF3ZAUDFQG4RJSALS67Y.jpg

Cabe recordar que el presidente de la República, Horacio Cartes, afirmó ayer en Ciudad del Este que, si hay justicia, “un matrimonio”, en abierta alusión a los periodistas Óscar Acosta y Menchi Barriocanal, debe estar también en el Penal de Emboscada con el joven liberal Stiben Patrón.

Al respecto, el jefe de Estado recordó que el canal de TV donde trabajan ambos colegas emitía el 31 de abril pasado un programa especial, bajo el titular: "El marzo paraguayo de Cartes". El Presidente acusa a los periodistas de haber incitado a las masas a ir a cometer desmanes en el Congreso.

Al respecto, y en comunicación con ABC Cardinal, Ángel Roberto Seifart, ex vicepresidente durante el gobierno colorado de Juan Carlos Wasmosy, manifestó: "Es una barbaridad, una falta de tolerancia llevada al extremo. Yo no escuché en ningún momento una incitación, sino acudir a un lugar de reunión (frente al Congreso) para protestar contra algo que la mayoría de la población cree que era una violación de la Constitución".

PUBLICIDAD

Consultado sobre lo que está pasando en el Partido Colorado, desde su punto de vista de dirigente, Seifart respondió hay una falta de educación cívica. "Hay una confusión, una suerte de revuelo entre lo que es público y lo que es privado, y no hay concepto ni noción sobre la concepción del Estado y la organización de las autoridades nacionales", dijo.

Añadió que todo lo que pasa es resultado de mucha ignorancia y mediocridad, de falta de formación, que lógicamente a esta altura de nuestro proceso democrático “es incalificable”.

Requerido sobre si la inexperiencia política de los exponentes del actual Gobierno puede ser perjudicial para el país, contestó que es evidente el déficit de formación cultural mínima para ejercer el gobierno de la República. “Ese es el problema de fondo, y de ahí viene todo este exceso de intolerancia que se vislumbra”, remarcó.

Al señalarle que ya desde los últimos gobiernos colorados no se ve nada de ese ideario, de esa plataforma, que se ve como una estafa política, respondió: “Sí, y no solo del Partido Colorado. La mayoría, pero particularmente los dos partidos tradicionales (ANR y PLRA)”.

Aseveró que el ejercicio, el quehacer político se ha convertido en una especie de actividad comercial, y los partidos políticos hoy son como "bolsas de trabajo". “Se convirtieron en máquinas electorales cuyo atractivo es encontrar un empleo en la función pública, pero con un desconocimiento completo de lo que es la finalidad última de la política, que es el servicio del bien común y la administración de un Estado que pretendemos que sea moderno y democrático”, disparó.

Consultado sobre por qué la dirigencia colorada acepta tan dócilmente las imposiciones de candidatos hechas por Horacio Cartes, primero con Alliana, para presidente de la ANR, y luego con Rubén Rodríguez, Seifart contestó: “Porque la dirigencia partidaria en este momento está cortada por el mismo molde. Nuestra juventud, evidentemente, está militando por ese único interés (comercial), no tiene un visión superior de la política”.

Agregó que los dirigentes que no están militando, en estos momentos son “meros observadores. Pero llegará un momento y un extremo tal que tendremos que pronunciarnos de alguna manera”, expresó.

Requerido acreca de si va a haber los “anticuerpos” electorales necesarios como para reaccionar a tiempo, o tenemos cartismo para rato, manifestó: “Yo creo que se va a reaccionar, no sé si a tiempo, pero es difícil, pero de haber una reacción va a haber, porque son procesos históricos. Los cambios, las transformaciones y las reformas vienen a través de un proceso que muchas veces lleva su tiempo y su maduración”.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD