Ferreiro se considera “chivo expiatorio”

El intendente de Asunción, Mario Ferreiro, justificó de vuelta la ocupación de espacios públicos para ubicar a los desplazados por la crecida. Dijo que es un “chivo expiatorio” siempre que hay inundaciones y damnificados.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/5LQZZBRZPFG7ZNSUCVJHL2ONOI.jpg

“Cuando el río sube más de 6 metros, estos espacios no alcanzan. Yo creo que ahí entramos en el ejercicio clásico de buscar una 'cabeza de turco' o un chivo expiatorio. En ese sentido, ya sabemos quién está primero en la fila: el intendente está listo para ser vapuleado”, indicó el jefe comunal. Se presenta así como víctima de una realidad compleja que data de años, pero que, según dijo, “ahora está empezado a solucionarse”.

“Si ves la realidad objetiva, no hay intendente, no hay Súperman que pueda sostener que sobrevivan 5.000 familias -léase 25.000 personas-, esto es prácticamente un 70 a 80% del Defensores del Chaco- una noche de lluvia y con el río hasta el cuello”, refirió. Afirmó que ahora deben hacer de “bomberos” ante las urgencias, mientras en paralelo empiezan a trabajar una solución definitiva, pero que va a tomar años aún en concretarse.

Insistió reiteradas veces en que, por el momento, los refugios habilitados deben dar abasto para evitar que los desplazados ocupen espacios públicos, pero advirtió que si el río sigue subiendo, no habrá opción y se deberán usar los sitios que haya. “Realmente no hay suficientes lugares, esa es una realidad casi tangencial, física, no es mágica”, dijo.

PUBLICIDAD

“Estoy abocado a eso 100% (a la solución). Mientras, seguimos apagando estos incendios, que también -hay que decirlo- generan un momento de tensión y de solidaridad de ciertos sectores”, dijo el intendente. Afirmó que el sentir ciudadano está dividido con respecto al drama recurrente de los desplazados.

Finalmente, dijo que lo que resolvería definitivamente este problema es la construcción de la franja costera, algo que, según afirma, ya está en proceso, pero se requieren aún un par de años para concretar.

Por otra parte, en cierta medida, esta crecida actual sorprendió a la Comuna, ya que las previsiones a inicio de año indicaban que no se llegaría a los niveles del río actuales. Por ello, pedirán un informe actualizado a la Secretaría de Emergencia Nacional. 

“El río está en 5,71 metros y, según lo que ahora nos dicen, es que podría llegar a los 6 metros más o menos para el 15 de abril y esto implica lisa y llanamente en Asunción 5.000 familias evacuadas”, apuntó.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD