FF.AA. solo serán de apoyo

El ministro de Defensa aclaró que los militares desplegados en el norte del país solo servirán de apoyo a la Policía, que seguirá teniendo el comando de las operaciones de búsqueda de los miembros del EPP.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/T3I6X5NOK5EITDMSLW4ROX6ZWU.jpg

El ministro Bernardino Soto Estigarribia confirmó que un contigente militar ya se encuentra en la zona Norte, por orden del presidente de la República, Horacio Cartes, quien igualmente es comandante en jefe de las FF.AA.

“Se hace un acto de presencia en la zona. El despliegue se hace para cooperar con los organismos de seguridad del Estado. De momento, la intención es disuasiva”, manifestó el secretario de Estado, en contacto con la 780 AM.

De esta manera, descartó que los efectivos castrenses comanden los operativos de búsqueda de los miembros del EPP e ingresen a las zonas boscosas.

PUBLICIDAD

“Queremos que el empleo de los elementos militares se haga en el marco legal, apoyando a la Policía”, refirió.

Al ser insistido sobre las tareas específicas que cumplirán los militares, ratificó que la intención es “estar presentes de manera disuasiva”.

Adelantó que las FF.AA. establecerán un sistema de control en la zona, pero “de manera operativa no ingresarán todavía a los bosques”.

Soto Estigarriba indicó que no se descartan las incursiones directas a los montes, si las circunstancias futuras lo ameritan.

“Hay posibilidad de entrar a los bosques pero los detalles no queremos dar”, refirió.

Al ser abordado sobre el número de militares a desplegarse, el ministro de Defensa explicó que “hay muchas cosas que por prudencia táctica o estratégica no se puede comentar”.

“No puedo hablar de cantidad específica, pero sí que hay elementos importantes”, sostuvo.

Respecto al tiempo que los efectivos castrenses permanecerán en el sitio, aclaró que “no existe tampoco tiempo límite”.

En la tarde de la víspera se observó el primer contingente de militares en la zona de Tacuatí Poty, departamento de San Pedro, donde el fin de semana el EPP perpetró una serie de ataques y mató a cinco guardias de una estancia.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD