“No hay peligro de conflicto”, dice Franco

El Presidente de la República, Federico Franco, dijo que Paraguay no está preparado para iniciar una corriente armamentística y rechazó la posibilidad de un conflicto bélico.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/V6AEPL7AAZCQZI6H4H33US3ZFI.jpg

En conferencia de prensa, Franco explicó que el Presupuesto 2013 “no alcanza” y dejó en claro que, decir que se utilizarán fondos de la Fonacide o de bonos sería una “irresponsabilidad” porque Paraguay “no está preparado para una corriente armamentística”.

Dijo que no se pueden desatender sectores como educación, salud y vialidad y se ratificó en que Paraguay “de a poco va a ir preparándose para su completo mejoramiento del sistema armamentístico”.

Explicó que le “duele reconocer” que luego de la caída de la dictadura, en 1989, se desatendieron las Fuerzas Armadas y reconoció que en 2008 empezó a darle importancia a este sector.

“La posibilidad de un conflicto bélico, creo que no existe. Tampoco puede tratarse en forma pública”, explicó Franco, dejando en claro que las autoridades están comprometidas con la seguridad interna e internacional para “no alarmar” y no “crear comentarios que puedan traer consecuencias no deseadas”.

Consultado sobre presiones del Unace en la sugerencia de nombrar a Flavio Martínez como integrante del directorio del Banco Nacional de Fomento (BNF), luego de que su nombre haya sido rechazado en el Banco Central del Paraguay (BCP), dijo que no se arrodilla ante ningún ser humano, sino que solo lo hace ante Dios.

“Hemos mantenido una posición ética. Hemos consensuado con los actores del Congreso para llegar al consenso mayoritario. Este Gobierno ha logrado cambiar a las autoridades y reunir de nuevo a los cinco miembros del BCP. Es un logro político importante”, dijo el Jefe de Estado.

Con respecto a las declaraciones de Antonio Patriota, canciller de Brasil, quien aseguró que habrá nuevos problemas con Paraguay luego de que el Senado haya rechazado el ingreso de Venezuela al Mercosur, Franco respondió que sólo harán frente a las “reacciones oficiales” y no a los “comentarios”.

Dijo además que “perfeccionará ese gesto administrativo”, rubricando la decisión del Congreso, a través del Poder Ejecutivo.