Galaverna cree que TSJE debe instalar oficina en Buenos Aires

BUENOS AIRES.

Galaverna no cree que la embajada esté en condiciones de hacer el trabajo y critica duramente al embajador paraguayo Gabriel Enciso. El legislador, quien teme a subirse al avión, llegó hasta la capital argentina en su vehículo particular para recibir al precandidato colorado Horacio Cartes quien viajó para el acto de festejo del aniversario de la ANR en La Plata.

"Calé" cree que la Convención Nacional Constituyente de 1991 cometió un error al no permitir el voto de los paraguayos en el exterior con la Constitución que entró en vigencia en 1992. Además vaticina que los colorados votarán por el SÍ y que habrá poca participación el 9 de octubre.

 

A continuación la entrevista concedida a ABC Color.

-¿A qué obedece la presencia de Cartes en Buenos Aires, tiene que ver con el referéndum y el voto de los paraguayos?

-Sucede que esa contracultura paraguaya del "vade retro compatriotas residentes en el extranjero" que se plasmó con esa infeliz medida constitucional de 1991 de impedir el voto, necesita de mensajes claros. Si bien nosotros en Paraguay, en general, los partidos políticos, en el caso particular de los colorados, nuestra Junta de Gobierno tomó desde el principio una posición clara a favor del SÍ del voto de los compatriotas residentes en el extranjero, necesitamos afirmar, ratificar eso, en el cara a cara con la dirigencia.


-La presencia es darle la mano y la confianza al colorado que está en Argentina.

-Lo dijiste, cerrar el trato.


-Se habla mucho de la organización. ¿Planean que residentes en Argentina vayan a votar en el referéndum?

-Sí. Después la segunda parte es la complicada, que va a exigirnos un trabajo de mucha precisión. No es cuestión de creer que decimos SÍ y ya está. No, luego hay que organizar la inscripción, en donde se va a hacer las inscripciones, con qué sistema.


-¿Tienen previsto ya algo en ese sentido?

-Tenemos gente trabajando en eso, estamos recogiendo legislación paralela. Ojalá que ya en el 2013 pueda ejercerse el derecho del voto de nuestros compatriotas. O si no,  vamos a tener que trabajar para las elecciones siguientes. Mucha gente en la simpleza de observación, piensa que con el referéndum del 9 de octubre ya termina la tarea, pero no, empieza la tarea. Lo del 9 va a ser la habilitación y a partir de ahí hay que hacer los trabajos legales organizativos para materializar esa habilitación.


-¿Piensan trabajar para confeccionar los padrones, las inscripciones?

-Nosotros tenemos una experiencia básica, los colorados, porque organizamos las seccionales en Argentina, hay once, y tenemos a nuestros correligionarios inscriptos en el padrón partidario, muchos de ellos inscriptos en el Registro Cívico Nacional. Pero, es la parte mínima.

 

-¿De qué cantidad de paraguayos podemos hablar en Argentina?
-Ese es el gran misterio. Por la experiencia de haber convivido con los compatriotas acá, en la década del 80 y por el permanente contacto que tengo con ellos, puedo asegurar que es un cuento que hay 3 millones de paraguayos, dos millones y medio de paraguayos. Arriesgaría una cifra, al decir  que gente de nacionalidad paraguaya, en condiciones de munirse de documentos de identidad y de incorporarse al registro cívico nacional, estaría en el orden de las 400.000 personas en total. El 80% de eso en la zona de Gran Buenos Aires.


-Eso puede facilitar el trabajo…

-Claro, por la concentración. Después tenemos las colonias de paraguayos en España, en los Estados Unidos, especialmente en Nueva York y luego en Campo Grande, en Brasil, es otro centro importante.  También tenemos que mencionar las ciudades fronterizas con Argentina y Brasil. Aquello de 3 millones o 2 millones y medio es fantasía. Probablemente esto es de buena fe incluso, porque vino Julio Benítez en la década del 40, por decir, tiene hijos y nietos argentinos, que tienen la opción de optar por la nacionalidad paraguaya, pero que por el momento son ciudadanos argentinos.


-¿Definieron ya el mecanismo para el día del referéndum, va a ir mucha gente?

-Casi como una muestra simbólica. No va a ser una gran movilización, porque además estoy convencido, hasta apostaría, que el SÍ va a triunfar. Probablemente no va a haber mucha participación. Uno de los elementos que va a determinar la poca participación es justamente que no hay oposición. Entonces se da por hecho, de la habilitación yo no tengo ninguna duda. Mi quebranto es lo que viene después.


-¿La Justicia Electoral tiene condiciones de organizar el trabajo en Argentina?

-Tiene condiciones.


-¿Y la embajada paraguaya?

-Ahí ya tengo mis grandes dudas.


-¿Cómo se deberá hacer el trabajo?

-Estoy hasta pensando en la posibilidad de plantear que la Justicia Electoral instale aquí Oficinas, no veo otra manera. Por lo que conozco acá, y no tengo intenciones de bajarle la caña a nadie en particular, con el embajador actual no tenemos capacidad de encarar un trabajo de este tamaño. Nuestra representación diplomática tiene muy poca infraestructura. Ahora tenemos a un médico, que tendrá muchísimos méritos en su vida, pero que de diplomacia y de relaciones internacionales sabe lo que yo se de astrofísica, o sea, nada.