Guardaparque y su familia casi mueren ahogados

El guardaparque de la Secretaría del Ambiente (Seam) Julián Delosanto, estuvo a punto de morir ahogado junto a su familia en el Río Ñacunday al caer con su camioneta al cause hídrico a consecuencia del mal estado del camino de acceso.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/R2FFTSVOZJFQHGMATSRCIPDNGY.jpg

El mencionado guardaparques en los últimos meses estuvo trabajando entre el parque nacional Caazapá y la reserva de Recursos Manejados del Ybytyruzú en el departamento de Guairá, pero la última semana fue trasladado al Parque Nacional Ñacunday, pese a la oposición de toda la comunidad de la zona de Independencia y Gral. Eugenio A. Garay, Guairá.

Las autoridades municipales también opusieron a su traslado, ya que el mencionado funcionario es considerado honesto.

El guardaparque no tuvo otra opción que cumplir con la orden de sus superiores y cuando se trasladaba hasta Ñacunday sufrió un accidente cayendo con su camioneta al río Ñacunday cuando circulaba por el ramal Ruta 6 que une colonia Mbarete con salto Ñacunday, a raíz del mal estado del camino, con mucha pendiente en la cercanía del cause hídrico.

PUBLICIDAD

En el vehículo viajaban además del funcionario Julián Delosanto, su hija Claudelina Delosanto Caballero y su esposa Petronila Caballero, quienes salvaron su vida valientemente y fueron auxiliados por los balseros Cristian David Rojas, Alejandro A. Rojas.

Según los balseros,  muchos vehículos ya sufrieron el mismo accidente dejando en claro el abandono por parte del gobierno a estos pobladores de la zona.

Según los datos, la actual administración de la SEAM sigue sin dar seguridad laboral a los funcionarios que están en las reservas. Los guardaparques no cuentan con seguro de vida entre otros beneficios que necesitan para trabajar tranquilamente.

PUBLICIDAD

Julián Delosanto comentó que perdió todas sus pertenencias y que para más dentro de la reserva Ñacunday no cuenta con vivienda para funcionarios y su familia y que actualmente está viviendo prácticamente con su familia dentro de su camioneta siniestrada.

En todos los parques se perdieron muchos árboles por culpa de la deforestación por la mala administración la falta de más asistencia, más inversión para defender y mantener los bosques, cauce hídrico que todos los paraguayos y el mundo depende para respirar.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD