Crisis en la UNA: hallan documentos ocultos

La funcionaria de la UNA fue trasladada hasta la sede de la comisaría 1ª de San Lorenzo para ser examinada por la fiscala interviniente, Blanca Aquino, y se encontraron en su poder varios documentos y pendrives.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/LJDX22FXSRB5BGIH6LBNFK323A.jpg

Desde el Campus de la UNA, la fiscalía trasladó a María del Carmen Martínez Méndez, funcionaria de la UNA, hasta la sede de la comisaría 1ª de San Lorenzo para que sea examinada por la representante del Ministerio Público y por los alumnos que fueron designados para observar el procedimiento, según informó el periodista de ABC Color Víctor Ruiz.

Al principio, la mujer no quiso descender del vehículo de la Fiscalía, por miedo a ser agredida. Cuando bajó de la camioneta, dejó caer varias hojas de papel arrugadas y que tenía escondidas entre su ropa, momento en que los universitarios presentes en el sitio comenzaron a abuchearla.

La misma fue ingresada a una de las salas de la sede policial, donde también se solicitó el apoyo del fiscal Julio Ortiz, quien se apersonó y junto con los demás intervinientes comenzaron a verificar los documentos que se hallaron en poder de Martínez. Así también, se encontraron otros que ocultó entre su ropa interior.

En el cateo se constató que las hojas de papel son actas del Rectorado, documentos web de bancos –extracciones y transferencias– así como asignaciones y nombramientos que serían de las facultades de Caaguazú. Todos fueron numerados y copiados de forma íntegra por los intervinientes. En un segundo cateo, se encontraron dos pendrives, que según se presume se relacionarían al retiro de archivos de las computadoras del Rectorado. Llegó hasta la comisaría personal femenino de la División de Criminalística.

PUBLICIDAD

Tras la verificación, la fiscala salió a dar declaraciones y manifestó que María del Carmen Martínez Méndez quedó detenida en la comisaría 1ª de San Lorenzo. La mujer será trasladada hasta el Hospital de Calle’i, donde será inspeccionada por un médico forense. Posteriormente, sería derivada a la comisaría 7ª de Ñemby, donde estará recluida.

Mientras se realizaba la indagación a la mujer, otra comitiva del Ministerio Público acompañada de personal de la División de Criminalística se constituyó en el Rectorado, donde procedieron a lacrar las puertas y ventanas del edificio. El peritaje de las oficinas se realizará en horas de la mañana, al igual que la verificación de la patrullera.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD