Hombre de confianza en mira

Las casi 200 tarjetas de combustible expedidas de forma irregular dentro de la Policía Nacional cuentan con la firma de un uniformado de “confianza”. Además, deslindaron responsabilidad del comandante Francisco Alvarenga en el presunto fraude.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/LHGVAS754BGTJPMCTFOQXJ7XKA.jpg

La comisaria Elisa Ledesma, jefa de Relaciones Públicas de la Policía, sostuvo en conferencia de prensa que el Comandante de la Policía, comisario Francisco Pastor Alvarenga, es el ordenador de los gastos de la institución, pero las 186 Tarjetas Flota para provisión de combustible detectadas como irregulares, no fueron autorizadas por él para ser expedidas, deslindando así la responsabilidad del jefe policial.

La investigación logró identificar a un suboficial de policía, “hombre de confianza” del Crio. Princ. Juan Mendoza Pérez, Tesorero del Programa 2.1.1, cuya dirección es la responsable de otorgar las tarjetas dentro del marco del convenio firmado con Copetrol.

“Se revisan todos los documentos, porque el comisario Juan Mendoza es quien tiene que firmarlos, pero las tarjetas están firmadas por un suboficial de confianza”, expuso Ledesma.

PUBLICIDAD

Agregó que en el mes de marzo la institución policial dejó de contar con estos cupos, pero las 186 tarjetas empezaron a registrar movimientos desde abril. Cada tarjeta tiene un cupo mensual de entre G 2.500.000 y 3.000.000 de guaraníes.

Sobre el punto, expuso que el Comandante de Policía había solicitado unas 20 tarjetas para personal identificado de Investigación de Delitos, de Antisecuestro, de Inteligencia y otras dependencias, sin embargo fueron expedidas casi 200 de ellas.

El nombre del policía, hasta ahora el único sobre quien recae la sospecha, no fue dado a conocer por “razones de investigación y presunción de inocencia”, no obstante aclaró que el sumario y la investigación recae sobre todo el personal del Programa 2.1.1.

Así mismo, se investiga quienes fueron beneficiados con las tarjetas, que deben ser utilizadas por vehículos identificados plenamente por el comandante, sin embargo existen sospechas de que el combustible del convenio fue cargado en automóviles particulares. También se investiga a las estaciones de servicio responsables de proveer carburantes siendo que los documentos no contaban con la rúbrica del Crio. Mendoza, ahora apartado de su cargo.

Conforme a la denuncia realizada, estas 186 tarjetas registran a la fecha un consumo total de 1.159.242.441 guaraníes y no solamente se han utilizado para la provisión de combustible, sino que se sospecha que se hicieron extracciones de sumas de dinero.

Responsables de una de las estaciones del Grupo Bahía, adheridas al convenio, formularon una denuncia ante el Ministerio Público, tomando como referencia horarios de las operaciones de la provisión de combustibles, operaciones que fueron registradas por cámaras de circuito cerrado, cuyas imágenes fueron anexadas a la denuncia.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD