Huelga en Brasil repercute en Paraguay

La huelga de camioneros del Brasil entró a su séptimo día este domingo. En varios estados sigue la nula actividad de choferes y permanece mayormente desabastecido de combustible, medicamentos, comestibles y sin clases en escuelas y atención en hospitales.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/TKX6LS6NUBEWXC2DFSSUZQLCKE.jpg

 Unos 566 puntos del país permanecen con la protesta; en la mayoría de los casos los camioneros permanecen en medias calzadas; y en otros casos, fuera de la pista.

Los automovilistas de Foz de Yguazú se reabastecen mayormente en Ciudad del Este, donde las estaciones de servicio permanecen repletos de vehículos con chapas brasileñas.

La medida de fuerza se debe a la suba constante del precio del diésel, pues en junio del año pasado el Gobierno brasileño estableció un nuevo sistema del incremento del precio mediante el cual podían hacer subas diarias. Los trabajadores exigen que se congele al menos por tres meses el precio del carburante.

El jueves pasado, el presidente brasileño, Michel Temer, y los representantes de camioneros firmaron un acuerdo de una tregua de 15 días, pero aun así las movilización continuó. La Policía Rodoviaria Federal realiza monitoreos de las zonas de protesta, y en varios estados comenzaron a reabastecerse de combustibles desde ayer, aunque varios lugares siguen sin el carburante.

Ayer a la tarde, el presidente Michel Temer firmó un decreto que permite al Gobierno asumir el control de los camiones para desbloquear las rutas, decomisando los camiones.

La legislación brasileña prohíbe a los patrones de determinado sector a impedir a los trabajadores a ejercer sus labores por motivo de huelga. En esta ocasión se sospecha que hubo articulación de los empresarios en la paralización. Se abrieron 37 investigaciones para determinar la presunta acción criminales de los mismos.