Iglesia, en contra de Cartes

La Orden de Predicadores Frailes Dominicos expresó su rechazo a la renuncia del presidente Horacio Cartes y a la transgresión del artículo 189 de la Carta Magna. Lo mismo hicieron los miembros del Comité de Iglesias para Ayudas de Emergencia (CIPAE).

La agrupación religiosa expresó su postura en un comunicado, en el cual recordó que la eventual aceptación de la renuncia de Horacio Cartes para encaminarse a ser senador activo, “es una violación de la Constitución Nacional con fines particulares y partidarios”.

En otro punto, manifestaron además que repudian “el actuar de todas las asociaciones partidarias e instituciones (Corte Suprema de Justicia) que han permitido que este hecho tenga lugar”.

Los Frailes Dominicos expresan que este atropello “afecta directamente a todos los ciudadanos, ya que fragmenta aún más el débil ambiente político”.

PUBLICIDAD

Ante este escenario, la nucleación religiosa insta a senadores y diputados “a negarse a la renuncia del presidente Horacio Cartes”, y a velar por el cumplimiento de la Carta Magna.

Asimismo, recuerdan a los ciudadanos que deben “manifestarse de todas las formas posibles en contra de este atropello”, tal como lo indica el artículo 138 de la Constitución.

Finalmente hacen un llamado a las demás instituciones cristianas a que “reflexionen y se manifiesten”, ante las “tristezas y las angustias de nuestro pueblo”.

PUBLICIDAD

Se despiden recordando a María Felicia Guggiari, Chiquitunga, con una frase que se le atribuye: “estoy haciendo lo posible por influir, en lo que más pueda, porque nuestros principios, los de Jesús, se introduzcan donde quiera que fuere”.

Hicieron lo propio también los miembros del Comité de Iglesias para Ayudas de Emergencia (CIPAE), quienes exhortaron al pueblo paraguayo a “expresar su indignación ante los reiterados atropellos a la Carta Magna”.

Rogaron también porque los parlamentarios y ciudadanos no se dejen engañar “por la astuta serpiente, que busca convencer con falacia la aceptación de la renuncia de Horacio Cartes”.

Cierran el comunicado con una contundente y llamativa consigna, en la que piden: “Digamos no a la fruta envenenada, no a la flagrante y escandalosa violación de la Constitución Nacional”.

El manifiesto está firmado de puño y letra por los integrantes de la agrupación religiosa.

 

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD