Imputan a supuestos implicados en aborto

CIUDAD DEL ESTE. Por aborto y privación de libertad fue imputado hoy Gabriel Zarza Brítez, investigado porque supuestamente raptó a su novia de 17 años para obligarla a someterse a un aborto.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/XP4OXF7G2JBK3EFMNPRPFALY7E.jpg

Igualmente está imputada por aborto Adalberta Rodríguez, quien habría practicado el legrado y en cuya vivienda se encontraron indicios del posible funcionamiento de una clínica clandestina. Sixto Ramón Alderete, amigo del hombre, está procesado como cómplice.

La imputación fue dispuesta por la fiscala del caso, Analía Rodríguez, quien pidió al Juzgado la prisión preventiva para Gabriel Zarza y Adalberta Rodríguez y medidas alternativas a la prisión para Sixto Ramón Alderete.

El Ministerio Público y la Policía Antisecuestro intervino en el hecho a partir de una denuncia realizada por la madre de la víctima, domiciliada en Saltos del Guairá, Canindeyú. La mamá contó que el martes desapareció su hija y al día siguiente ella le llamó por teléfono para contarle que el novio la había traído hasta Ciudad del Este bajo engaños, para someterla, fuera de su voluntad, a un aborto.

La adolescente estaba embarazada de tres meses y el novio, Gabriel Zarza, casado, no quería que su esposa supiera lo que estaba ocurriendo, según la denuncia.

Primeramente fue detenida Adalberta Rodríguez, quien entregó a la adolescente a su mamá, en un lugar acordado por teléfono y sin que la mujer supiera que en el caso intervenía la Policía tras la denuncia pertinente. Posteriormente, cuando supuestamente fue para pagarle a la farmacéutica por la interrupción del embarazo, fue aprehendido Gabriel Zarza, quien estaba en compañía de su amigo, Sixto Alderete.

En casa de Rodríguez, ubicada en el barrio San Roque de Presidente Franco, la fiscala del caso y policías Antisecuestro encontraron vías intravenosas en gran cantidad, recientemente usadas, además de instrumentales médicos ginecológicos, batas, jeringas y ampollas de medicamentos, entre otros indicios del funcionamiento de una clínica clandestina.

La adolescente se encuentra internada en el Hospital Regional de Salto del Guairá, a donde fue derivada por disposición de la fiscala Analía Rodríguez, atendiendo al delicado estado de salud en que quedó debido a la intervención quirúrgica ilegal a la que le sometieron. El forense del Ministerio Público, Aníbal Duarte, había encontrado, de manera preliminar, un aborto inconcluso.