Intenso movimiento comercial en pleno jueves santo

HORQUETA. La mayoría de los locales comerciales de esta ciudad abren sus puertas este jueves santo y miles de clientes adquieren mercaderías de todo tipo en una intensa jornada comercial.

Desde las primeras horas de la mañana llegan a los supermercados, tiendas, roperías, despensas, restaurantes, farmacias, talleres de artefactos eléctricos y servicentros, los clientes que son pobladores de las localidades rurales de este distrito y de los barrios de esta ciudad.

Los clientes adquieren los ingredientes para el menú de la Semana Santa y otros artículos para los regalos de pascua para los padrinos, ahijados y ahijadas. Sin embargo algunas personas manifiestan que en las últimas décadas del siglo pasado la semana santa se vivía de otra manera y en los hogares se le daba un ambiente religioso.

Indicaron que actualmente el ambiente no es similar a los silenciosos días que se vivían hasta principios de los años 90.

PUBLICIDAD

César Rolón, uno de los comerciantes, dijo que las casas de ventas abren sus puertas en semana santa debido a que aumentaron el número de habitantes en esta ciudad y para cubrir las necesidades de la gente. Señaló que es fundamental responder a los clientes para obtener algunos ingresos económicos, pero afirmó que este año las ventas disminuyeron en relación a lo que fue el año pasado.

Por su parte, el curapárroco de la parroquia "Virgen del Rosario", Pbro. Nelson Ramírez, instó a la feligresía horqueteña para que celebre la Semana Santa como debe ser, participando de las ceremonias del programa parroquial y pidió a jóvenes y adultos para que no abusen de las bebidas alcohólicas y no escuchen músicas en equipos de sonido a todo volumen.

Por otra parte informó que esta noche se realizará una vigilia juvenil en el polideportivo "Cancha Pora" del Centro Parroquial de Educación (CEP) administrada por la congregación educativa-religiosa hermanos maristas del que participarán jóvenes interesados junto a catequistas y confirmandos. Sostuvo que es importante la influencia de los padres en la educación de sus hijos para que las próximas generaciones de nuevo celebren los días santos como las que se vivían hasta los años 90.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD