Internan a “Payo” y esteños piden su libertad

CIUDAD DEL ESTE. Con una costilla fracturada y tras descompensarse en la Penitenciaría Regional, Paraguayo Cubas quedó internado en un sanatorio privado. Su esposa había pedido autorización para que le realicen estudios médicos, pero se la negaron.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/KK4XFIRJZNC5DFHJAMTU34WMPU.jpg

Tras enterarse de la internación, más de cien personas protestaron en frente a la cárcel exigiendo la libertad del jurista, procesado por pintar graffitis en las paredes del Ministerio Público. Sus abogados recusaron al magistrado que determinó su prisión, Amílcar Marecos.

La esposa del detenido, Yolanda Paredes, explicó que este jueves, alrededor de las 15:00, cuando afuera del penal comenzaban a protestar exigiendo su libertad, Paraguayo Cubas se sintió mal y pidió auxilio al director de la cárcel, Cristhian González. Éste autorizó su remisión a un hospital y lo acompañó a bordo del vehículo penitenciario, escoltado por agentes policiales.

En el sanatorio Manuel Riveros, los médicos Julio Jojot y Enrique Bolado solicitaron la realización de una tomografía computarizada y otros estudios, luego que Cubas se haya descompensado a bordo del vehículo de la cárcel. En principio los médicos dispusieron la internación del abogado por un cuadro nervioso y de presión alta, pero tras los análisis se sumaron la fractura de una costilla con peligro de afectación al pulmón.

Yolanda Paredes afirmó que esta situación “crítica” en la salud de su marido se debía a la negativa de los jueces de autorizar su salida de la cárcel para la realización de una tomografía computarizada, una ecografía y otros estudios.

“Él es hipertenso, es celiaco y tiene dermatitis crónica. Luego de golpearlo el martes, él tenía mucho dolor y no le dieron ni un solo medicamento. Además lo mantenían en una celda cerrada, sin aireación suficiente y con mucho calor, lo que le afectó la piel”, explicó Paredes, quien añadió que por esta razón pidió autorización judicial para la realización de una consulta médica, pero se la negaron por no considerarlo urgente. “Los jueces Amílcar Marecos, Marino Méndez, Lourdes Morínigo y Carlos Vera me negaron la consulta médica y ahora mi esposo está en esta situación”, lamentó la abogada y esposa de Paraguayo.