Intervienen barrio con 200 conexiones clandestinas

CIUDAD DEL ESTE. Funcionarios de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE) intervinieron este jueves en la fracción San Antonio 2 del barrio María Auxiliadora. Allí, unas 200 casas están instaladas a una red clandestina de energía.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/XN3VWVN37ZC6RC6JFE4KEVLNTA.jpg

La intervención fue encabezada por el jefe regional de la ANDE, Juan Rozzano; la asesora jurídica, Mirta González; el jefe de la sección Pérdidas, Sergio Báez; y el jefe de la sección Distribución de Ciudad del Este, Ildefonso Ortiz Chaparro. Los técnicos fueron acompañados por agentes de la Comisaría Cuarta, jurisdiccional. Varios vecinos salieron a protestar cuando los técnicos desconectaron los cables principales de las conexiones clandestinas. Muchos dijeron que abonaron por ellas a un electricista que les dijo ser de la misma ANDE.

Rozzano explicó que durante un relevamiento de datos, la ANDE encontró que en la zona hay 207 casas con energía eléctrica, 7 de las cuales tienen medidor legalmente colocados y los restante 200 toman la energía eléctrica de la entidad de manera clandestina. Incluso alimentan una cancha deportiva con este método.

Explicó que días atrás se quemó un transformador debido al exceso de usuarios y que la institución no lo cambió aún, garantizando el servicio a los siete clientes legales. Sin embargo, los vecinos montaron toda una red clandestina con la que, de todos modos, reciben el servicio de manera irregular.

Ante esta situación, este jueves la cuadrilla de la ANDE desconectó los cables principales que hacían a la red clandestina que alimentaba las casas de los vecinos. De inmediato, varios moradores salieron a las calles a reclamar.

Sandra Dávalos, que tiene medidor, protestó que ella también quede sin energía cuando abona mensualmente por ella. Derlis Machuca se quejó porque hace 8 meses pagó por la colocación de un medidor a un tal Máximo Rojas, quien le dijo ser funcionario de la ANDE, pero no le instalaron el aparato. Otros vecinos contaron que Rojas fue quien les instaló el cable principal de su red irregular y que por ello les cobró a cada uno de ellos, que pensaron que todo era legal.

En conversación con Rozzano, finalmente, algunos vecinos acabaron admitiendo que la mayoría no tiene título de propiedad de sus terrenos porque las parcelas están en litigio judicial, por lo que tampoco pueden tramitar la colocación de redes legales de la ANDE. Así, algunos consiguen los medidores a través de contactos y otros no tienen sino conectarse de manera irregular.

El jefe regional comentó que en intervenciones anteriores los vecinos habían advertido a los técnicos de ANDE que no volvieran al lugar y lamentó la situación en que se encuentran muchos de ellos, ya que la entidad no puede colocar transformadores y redes de energía en terrenos que aún no están loteados, que son propiedad privada. Adelantó que este viernes se presentará una denuncia contra los moradores de la zona ante el Ministerio Público para posteriormente, con acompañamiento de la Fiscalía y una mayor dotación policial, desconectar las 200 instalaciones irregulares.

Este viernes en horas de la mañana el caso será denunciado ante el Ministerio Público. De 207 conexiones, solamente 7 tienen medidores y las demás son instalaciones eléctricas, incluso la cancha del barrio se alimenta de energía con una conexión clandestina.

“Hicieron una red de forma precaria con gruesos cables hicieron, luego el transformador debido a la cantidad de consumidores “extra” y finalmente desconectaron el cable principal de esa red.