“Jallalla Bolivia”, grita Abdo en La Paz

Mario Abdo Benítez, hoy en La Paz, sostuvo que el mejor homenaje que se le puede rendir a los excombatientes paraguayos y bolivianos de la Guerra del Chaco es el trabajo amistoso entre ambos países para el progreso de Paraguay y Bolivia.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/TB7Y73MXH5FEDK3O23TP72OCOY.jpg

A 84 años de la firma del Protocolo de Paz entre Bolivia y Paraguay, el presidente Mario Abdo Benítez se reunió este miércoles con su par boliviano, Evo Morales. “Hemos elegido con el hermano presidente Morales esta fecha para renovar ese compromiso (la Paz del Chaco) con nuestros antepasados”, dijo el mandatario paraguayo en un discurso dado esta mañana en la plaza Murillo de La Paz, durante la ceremonia en que se recordó el cese de las hostilidades de la Guerra del Chaco (1932-1935).

Leer más: Marito y Evo, en La Paz

“(Los combatientes) fueron con mucho sacrificio a defender a nuestro pueblo y a nuestros países; el mejor homenaje que podemos rendirles a ellos es que esa etapa histórica hoy sirva de un motor para la integración justa y generosa entre la hermana República del Paraguay y el Estado Plurinacional de Bolivia”, destacó.

PUBLICIDAD

Los presidentes se reunieron acompañados de sus respectivos ministros para una agenda bilateral, que arrancó con la ceremonia de cese de las hostilidades. Enmarcado en esta agenda, desde ayer se lleva a cabo el I Encuentro Empresarial Boliviano-Paraguayo “Para el Desarrollo y Complementariedad de nuestros pueblos” en la Cámara Nacional de Comercio de Bolivia.

A este último evento acudieron más de 40 empresarios paraguayos que, en las primeras reuniones de hoy, han concretado acuerdos de comercio bilateral por más de US$ 18 millones, según destacó también Abdo Benítez en su discurso.

“Que ese gran Chaco hoy sirva a la producción de Bolivia para llegar a los mercados del Atlántico, del Pacífico, a través de la Ruta Bioceánica, a través de la inversión en ferrovía, a través de la hidrovía Paraguay-Paraná”, agregó. El aprovechamiento de dicha hidrovía y el gasoducto son temas principales que tocarían Abdo Benítez y Morales.

“Reitero a todo el pueblo (boliviano) mi contento, mi satisfacción y mi emoción, como paraguayo nieto de un excombatiente de la Guerra del Chaco, de estar aquí un 12 de junio celebrando la paz, celebrando la concordia, celebrando la hermandad”, sostuvo el jefe de Estado de Paraguay.

El presidente Mario Abdo Benítez cerró su discurso con un efusivo “¡Jallalla Bolivia! ¡Y viva el Paraguay!”. Jallalla es una palabra quechua-aymara difícil de traducir, que generalmente se entiende como la certeza de que “se concretará” lo que se ha pronunciado, dicho o prometido.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD