Jueza ordena cosecha de soja en Itapúa

SAN RAFAEL DEL PARANÁ. El juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial de la capital hizo lugar a una medida cautelar de urgencia presentada por el cacique Heriberto Fernández, de la comunidad Makutinga, y ordenó la cosecha de una parcela de soja.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/FQVIXIQS2JC2NFHIVJSZFA6254.jpg

Los nativos sostienen que las 260 hectáreas de soja existentes en el lugar son de su propiedad, y que un sojero de la zona, Plinio Pereira, pretende adueñarse de ellas.

La jueza Julia Rosa Alonso Martínez, mediante resolución de fecha 15 de enero, ordena a la policía custodiar el operativo de cosecha, que estará a cargo del Ministerio de Agricultura, y su depósito en un sitio neutral. Asimismo, ordenó la apertura de una cuenta judicial donde será depositado el dinero producto de la venta de la soja, hasta tanto se dirima el juicio por la propiedad de un inmueble de 763 hectáreas en que está ubicado el asentamiento.

En el transcurso de esta semana, a más tardar, deben ser cosechadas unas 60 hectáreas, caso contrario existe el riesgo de que se pierda toda la producción, cuando las vainas comiencen a eclosionar. El total de soja sembrada es de unas 260 hectáreas.

PUBLICIDAD

De acuerdo a lo manifestado por el cacique Fernández, esa soja fue sembrada por el productor César Núñez, en acuerdo con la comunidad, pero en noviembre pasado el productor sojero Plinio Pereira ingresó al predio que les pertenece con un oficio judicial que ordena a la policía garantizar a Antoliano Sánchez, supuesto dueño de las tierras, que realice labores agrícolas.

El conflicto por las tierras en Makutinga se remonta a unos 15 años atrás. Los nativos sostienen que este es su asentamiento ancestral, mientras que Antoliano Sánchez afirma ser dueño una parcela de 448 hectáreas ubicada en el mismo lugar.

El predio tiene 763 hectáreas y está inscripto a nombre del Instituto Paraguayo del Indígena (INDI) en la Dirección General de Registros Públicos como finca Nº. 632, del distrito de San Rafael del Paraná, bajo el Nº 1, Sección 1, en fecha 15 de marzo de 1995.

A su vez, Sánchez atacó la nulidad de ese título, en la causa caratulada “Antoliano Sánchez C/ Instituto Paraguayo del Indígena y otros S/ nulidad de acto jurídico”. Parte del predio es reclamado por Sánchez, en un juicio que ya lleva unos 15 años.

En febrero del año pasado este supuesto dueño –Sánchez– cedió todos sus derechos sobre el inmueble en favor del sojero Plinio Pereira, quien, según denuncias de los pobladores, se vale de sus influencias políticas para mantenerse en el sitio, con protección policial.

Empleando un oficio judicial del año 2016, el 7 de noviembre de 2018 Plinio Pereira, asociado con el empresario Javier Zavala como financista, y una custodia de más de 50 efectivos policiales, ingresó al lugar, y desde entonces el sitio permanece bajo su dominio. Cerró los portones con candado y comenzó la construcción de una vivienda.

Para el efecto se valió de una medida cautelar dispuesta por la Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial, Segunda Sala, de fecha 25 de junio del año 2012, por la cual se autoriza a Antoliano Sánchez la explotación agrícola del predio.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD