La espera de un pueblo

Desde distintos lugares del territorio paraguayo, numerosos fieles llegaron hasta la capital espiritual del Paraguay. Algunos a pie, otros en bicicleta, pero con la misma fe y el objetivo de pagar la promesa realizada a la Virgen de Caacupé.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/RJ3JXNFIVRDG7IKM7ZKF6HYGNI.jpg

Una importante cantidad de personas se encuentra dispersa por las calles de la Villa Serrana, capital espiritual del Paraguay, en la madrugada de este jueves en el marco de la festividad de la Virgen de Caacupé. Bellas imágenes aéreas fueron captadas en las primeras horas de hoy por el drone de ABC Color.

La fiesta espiritual en honor a la Virgen de los Santos Milagros de Caacupé pudo verse opacada hoy debido a la inestabilidad climática. Sin embargo, no fue así. Aún con las lluvias incesantes, miles de feligreses de distintos puntos del país se congregaron en la explanada de la Basílica, recurriendo a creativos métodos para no mojarse y poder escuchar las misas.

Muchos lograron ingresar a los refugios habilitados por la Municipalidad de Caacupé, para descansar luego de un largo trajinar. Además, se están preparando otros nuevos refugios ante la eventual afluencia masiva de personas conforme se acerca el amanecer, y el horario de la misa más importante de la celebración.

Por otra parte, muchos fieles decidieron recorrer las vías caacupeñas ante la invasión del insomnio. Con este movimiento, en la madrugada de este jueves 8 de diciembre, se volvió la ciudad que no duerme.

La espera se hace cada vez más corta para la misa central que se celebrará a las 06:00 de hoy, en la explanada de la Basílica de Caacupé. El marco local es imponente, con las personas en movimiento, el clima y la iluminación templo, hacen parte de un especial paisaje.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.