Lago, ¿sin control técnico?

Desde el Centro Multidisciplinario de Investigaciones Tecnológicas (Cemit), dependiente de la UNA, confirmaron que no hay un estudio reciente de las aguas del lago Ypacaraí. Esto sería porque Itaipú, que financia el trabajo, no renovó contrato.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/DYU32LJWY5EEDJMCSZ6L77BTRU.jpg

Claudia Ávalos, titular del Centro Multidisciplinario de Investigaciones Tecnológicas (Cemit), conversó este miércoles con radio ABC Cardinal y dijo que los últimos estudios técnicos hechos por la entidad a su cargo fueron realizados en enero y febrero del año pasado. A cargo de la financiación se encuentra Itaipú, que firma regularmente un contrato con la Universidad Nacional de Asunción. El acuerdo, sin embargo, no se llevó a cabo este año.

Cemit es una entidad compuesta por investigadores y técnicos de la UNA que determina el nivel de contaminación y condiciones para poder usar el lago Ypacaraí de manera recreativa. Los últimos análisis hechos el año pasado tuvieron lugar en las playas de Ypacaraí, Areguá y San Bernardino, precisó Ávalos.

PUBLICIDAD

“Antes hacíamos análisis sobre la bañabilidad cada 15 días. No estamos haciendo análisis desde diciembre del año pasado. Digesa es responsable de monitorear (...) Itaipú nos contrataba para hacer este monitoreo. El contrato terminó en noviembre y no sé por qué no inició en diciembre”, expresó la titular del Cemit.

Esto pone en duda cuáles son los sustentos técnicos con los que los municipios de Areguá, San Bernardino e Ypacaraí, así como el Ministerio de Ambiente, deciden sobre la habilitación o no de las playas. Actualmente, solo se tiene información sobre las de Areguá y San Bernardino, que no están habilitadas por los altos índices de contaminación y coliformes fecales.

 

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD