Una alfombra de basura cubre Caacupé

Como cada año, gran cantidad de basura dejaron los peregrinos a lo largo del trayecto a la Basílica de Caacupé y sobre todo en la plazoleta del templo. Nuevamente, los pedidos de mantener la ciudad limpia fueron en vano.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/STOME5NFQRABFKXSSY76HHIAOY.jpg

Las aceras de la Ruta N° 2, Mariscal Estigarribia, y todo el tramo de camino a la ciudad de Caacupé quedaron cubiertos con una alfombra de basuras que fueron dejadas por los peregrinos que acudieron a la Basílica.La mayor cantidad de desechos se puede divisar en la plazoleta ubicada alrededor del templo y en la zona del Tupasy Ykua.

Como cada año, las autoridades de la Municipalidad de Caacupé exhortaron a los fieles a utilizar los basureros o a retener sus basuras hasta encontrar un tacho, con el objetivo de mantener limpia la capital de la fe. Pero todos los pedidos fueron en vano. En 2017, al menos 200 toneladas de desechos fueron recogidas en la zona de Caacupé luego de las festividades marianas. 

PUBLICIDAD

La misa central de esta mañana, realizada a las 6:00, contó con una multitudinaria presencia de fieles que estuvieron apostados en los alrededores de la Basílica, observando la celebración en pantallas gigantes. 

En su homilía, monseñor Ricardo Valenzuela, obispo de Caacupé, pidió el fin de la “desvergonzada corrupción” y alertó que “estamos al borde de la justicia por mano propia”. También afirmó que el pueblo está cansado de las autoridades que trafican con influencias, tienen salarios altos y se “autoblindan”. 

Además, pidió perdón por los casos de abusos sexuales, especialmente a niños, por parte de curas y religiosos de la Iglesia católica. 

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD