Le piden que no renuncie

Oviedistas adherentes al movimiento Unace, del senador Jorge Oviedo Matto, se congregaron hoy frente a su vivienda para pedirle que no renuncie a su cargo. Afirman que presionarán para que se quede y que no permitirán que el otro sector lo escrache.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/R4A6WYLUW5G4XJSREYGKBSD24A.jpg

Ayer jueves 30 de agosto, ciudadanos indignados fueron hasta la casa del senador oviedista Jorge Oviedo Matto (UNACE), a exigirle que renuncie a su banca en la Cámara Alta.

Esta mañana, el senador brindó una entrevista a ABC TV en la que anunciaba que había tomado la decisión de dimitir, por lo que las aguas parecían calmarse.

Pero lo que nadie se esperaba era que en la noche de este viernes, harían acto de presencia frente a la residencia del senador un grupo de personas que dijeron ser adherentes suyos, y que se llegaron hasta su casa para “exigirle”, que no renuncie a la senaduría.

PUBLICIDAD

“Al Unace nunca se le quiso respetar. Se alcanzó al senador Jorge Oviedo Matto porque él es el sucesor de Lino’o, él ha mejorado el partido. Todos los afiliados que estamos aquí le exigimos senador que no renuncie

Exigimos que se respete nuestro voto”, enfatizó a gritos una de las integrantes del grupo afín a Oviedo Matto.

Por su parte, el senador salió a la calle a hablar con la prensa y con las personas que lo vinieron a respaldar. Señaló que desde el año pasado está pasando momentos de mucha presión a nivel político, y que también tiene problemas particulares que prefiere no mencionar, por lo que quizá, este ya sería su “abandono definitivo”, a la política, afirmó.

“Estuve anoche acá durante el escrache y las bombas. Las bombas las hacemos explotar nomás luego, no hay que enojarse, a Dios gracias yo puedo salir a la calle a hablar con los periodistas y con la gente”, manifestó el hasta ahora senador.

El denominado por sus seguidores como el “sucesor de Lino’o”, negó en redondo que haya convocado a la gente a esta suerte de escrache solidario.

“No hice un solo llamado, les digo por lo más sagrado que tengo que es mi papá, a mí me sorprendió porque me llamaron ellos, recién estaba en el sanatorio por una cuestión personal y poreso me dirigí acá”, explicó, momentos antes de dirigirse a sus seguidores para decirles: “No puedo dejarles acá toda la noche, y a esa gente que quiere venir (a escrachar) hay que dejarle que venga. La constitución permite el derecho a manifestarse”.

A esto, sus adherentes respondieron: “no les vamos a dejar que te escrachen jefe”.

Por su parte, los ciudadanos que repudian a Jorge Oviedo Matto, prefirieron quedarse por hoy frente a la iglesia cercana a la vivienda del senador, porque afirman que los que están frente a la casa de Oviedo Matto defendiéndolo "son gente pagada de la Chacarita", y dicen que no quieren conflictos.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD