Le sacaron la custodia 'por reorganización'

La Policía admitió que en setiembre de 2013 le retiró la custodia a Pablo Medina bajo la excusa de una “reorganización”. Argumentó que no había una orden fiscal para mantener a los agentes en torno al periodista, quien finalmente fue asesinado ayer.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/ISXFRWRDVBCBJNZWF7Q4XZBWNQ.jpg

El comandante Francisco Alvarenga brindó una conferencia de prensa conjunta con el ministro del Interior, Francisco de Vargas, a fin de brindar detalles de los últimos avances en la investigación sobre la muerte de Pablo Medina. El secretario de Estado reafirmó que se trató de un crimen por encargo y apuntó directamente a la mafia del narcotráfico que opera en Canindeyú.

Sobre el reclamo con respecto a la ausencia de custodia policial en torno al periodista, pese a que recibía constantes amenazas y su trabajo era de alto riesgo, el ministro indicó que Medina tenía agentes encargados de su custodia, pero los mismos le fueron retirados debido a la falta de una orden judicial. En la víspera, el alto funcionario había asegurado tajantemente que el corresponsal contaba con guardia policial, pese a que en el momento del atentado se encontraba solo con su asistente y la hermana de esta.

Finalmente, en la fecha, el propio ministro confirmó que en realidad desde hacía meses Pablo Medina debía movilizarse sin protección de agentes. “No había orden judicial ni fiscal que disponga la custodia a Pablo Medina; nos informaron que hace un tiempo había un trato directo con la comisaría local en la cual solicitaba asistencia”, justificó.

PUBLICIDAD

A su vez, el comandante de la Policía explicó que la decisión de sacarle la custodia al periodista fue debido a que “hemos tratado de reorganizar nuestras fuerzas”. De esta manera, el año pasado se decidió reasignar a todos los efectivos que protegían a personalidades y trabajadores en riesgo sin una orden judicial. “En ese orden también estaban los policías que trabajaban como custodios de Pablo Medina; en ese momento no habíamos tenido la posibilidad de conseguir una orden judicial”, sostuvo.

El comandante se excusó al señalar que el periodista tampoco pidió la custodia. “En setiembre fue el retiro y no hubo denuncias ni petición. Creemos que se manejaba de cerca con la comisaría local”, aseveró en rueda de prensa. El jefe policial aseguró que durante su trabajo periodístico solía pedir apoyo a la comisaría local e incluso muchas veces acompañaba el trabajo de los agentes en la zona.

“En la mayoría de las operaciones él iba acompañado de personal, pero no había una custodia en forma exclusiva para él”, refirió. Sobre la versión de que algunos policías le alertaron sobre un posible atentado y que recibió amenazas en los últimos días, el comandante indicó que no maneja información al respecto.

Pablo Medina retornaba de una cobertura periodística cuando fue interceptado la tarde de ayer por dos sicarios, quienes luego de cerrarle el paso y, tras asegurarse de que se trataba del corresponsal de ABC Color, efectuaron al menos cuatro disparos de arma corta, calibre 9 mm. No contentos, antes de retirarse los asesinos le dispararon con una escopeta en el rostro. “Se aseguraron de que muera”, indicó el fiscal Néstor Cañete.

En el atentado, algunas de las balas alcanzaron a la asistente del periodista, Antonia Maribel Almada Chamorro (19), quien finalmente murió. En las últimas horas suman cuatro los sospechosos detenidos luego de cinco allanamientos realizados entre la madrugada y esta mañana. Se trata de Eliodoro Ramón Ibáñez (37) y los hermanos Fermín (38) y Cecilio Ramoa (35), además de Carlos Alberto Marmolejo (30).

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD