Conceden libertad a “Kelembu” y Brítez

CIUDAD DEL ESTE. La Cámara de Apelaciones revocó parcialmente la medida cautelar del juez de Garantías Amílcar Marecos y levantó el arresto domiciliario, concediendo medidas alternativas para el concejal Celso “Kelembu” y su abogado Jorge Brítez.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/XCF2MRTAZ5ES7EYGYBAJI3AKG4.jpg

La disposición, adoptada este jueves por la sala penal debería hacerse efectiva este viernes. Miranda y Brítez están procesados por haber pintado grafittis contra fiscales en el Ministerio Público junto con Paraguayo Cubas, quien sigue preso. En la Sala Penal la resolución tuvo dos votos a favor, de los jueces Isidro González y Mirian Meza, y un voto en contra, del magistrado Aniceto Amarilla.

Según el abogado de Miranda y Brítez, Eduardo Morales, el juez Amarilla fue candidato a diputado por el equipo político del colorado Javier Zacarías Irún, marido de la intendenta local, Sandra McLeod de Zacarías (ANR), contra quienes sus clientes vienen realizando denuncias de corrupción.

El abogado Morales también explicó que al revocar parcialmente la medida cautelar dispuesta por el juez Amílcar Marecos, la Cámara de Apelaciones transformó el arresto domiciliario que pesa sobre Celso Miranda y Jorge Brítez en medidas alternativas a la prisión preventiva. “Ellos responderán el proceso en libertad, pero cumpliendo algunos requisitos, como prohibición de salida del país, prohibición de tomar bebidas alcohólicas, firmar el libro en el Juzgado una vez al mes y pagar una fianza personal de Gs.20 millones”, puntualizó Morales.

El abogado defensor detalló que la Cámara de Apelaciones ordena al juez de Garantías a disponer las medidas alternativas a la prisión, lo cual el magistrado deberá cumplir este viernes por la mañana. También la Fiscalía debe ser notificada de la disposición este viernes. “La decisión es inapelable, por lo que podemos decir que Celso Miranda y Jorge Brítez podrán estar en libertad el viernes”, aseveró Eduardo Morales.

Entretanto, el abogado Paraguayo Cubas continúa guardando prisión preventiva en la Penitenciaría Regional. La orden, dispuesta por el juez Marecos luego que el profesional del foro lo agrediera con un cinto y defecara en su despacho, no fue apelada por la defensa de Cubas, quien se niega a responder a la Justicia por considerarla corrupta.

En el caso de Paraguayo Cubas está pendiente de proceso un habeas corpus genérico y reparador presentado por su defensa ante la Corte Suprema de Justicia, que a más de una semana no se pronunció al respecto. También hay un pedido de nulidad de la imputación dispuesta por el Ministerio Público.

Paraguayo Cubas, Celso “Kelembu” Miranda y Jorge Brítez fueron imputados por la fiscala Analía Rodríguez por coacción y daño a cosas de interés común. El proceso fue abierto en base a una denuncia presentada por la fiscala Juliana Giménez luego que los dos abogados y el edil, el 15 de setiembre, pintaran graffitis en las paredes del Ministerio Público, contra los fiscales Cinthia Leiva y Alfredo Ramos Manzur, tratándoles de cómplices del “Clan Zacarías”.

Cubas, Brítez y Miranda afirmaron en la oportunidad que la Fiscalía “vendida” no investiga las denuncias por corrupción existentes contra la intendenta, Sandra McLeod de Zacarías (ANR) y su marido, Javier Zacarías. Ni bien realizada la pintata, se ordenó la captura de los tres. Este jueves, abogados gremialistas liderados por Kattya González fueron a la oficina del juez Marecos para interiorizarse de la situación de los tres procesados. El magistrado les dijo que no eran parte del juicio y hubo por ello una acalorada discusión.