Lugo miente para buscar apoyo

Según Lugo, sumaban 50.000 los manifestantes instalados ayer frente al Congreso para pedir la suspensión del juicio político “injusto”. El mandatario apeló a la racionalidad y la cordura de los senadores que lo juzgan por mal desempeño en sus funciones.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/7J5454NM3FBGREK5B5F3O5CQ2Y.jpg

El gobernante paraguayo brindó ayer otra entrevista a un medio internacional, en la cual se refirió a la situación que vive con el juicio político que se le sigue desde el Congreso Nacional.

“Hay 50.000 personas en las plazas que están pidiendo que se suspenda este juicio injusto”, aseguró Lugo, en conversación con radio Montecarlo, de Uruguay.

Pese a que la Policía no cuenta aún con una cifra oficial, se estima que suman 2.000 los luguistas instalados frente al Congreso.

Los agentes destinados a la seguridad del lugar aseguran que en la fecha hay una leve disminución en la cantidad de manifestantes con respecto al jueves, aunque no se descarta que lleguen más desde el interior a partir del mediodía.

El gobernante aseguró que sus adherentes califican la medida constitucional como “un golpe de Estado parlamentario”.

Lugo reclamó “cordura y racionalidad” a los miembros del Senado, que lo juzgan en el juicio político impulsado por la Cámara de Diputados.

“Está en juego el poder fortalecer la democracia, fortalecer las instituciones democráticas, la participación ciudadana”, refirió.

El mandatario insistió en que no hay un argumento válido para sostener el juicio en su contra.

Lugo acude a las 12:00 de este viernes al Senado para exponer su defensa antes de la sentencia, prevista para las 16:30.

Las acusaciones contra el mandatario hacen referencia a la tragedia en Curuguaty, el uso de un cuartel militar para actos políticos, las invasiones en Ñacunday y la ola de inseguridad.