Lugo envía militares a zona de conflicto

El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, ordenó a las Fuerzas Armadas apoyar a la Policía en las tareas en la zona de Curuguaty, donde esta mañana hubo un enfrentamiento que dejó 15 fallecidos.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/TTGFREOTY5AG3HG7KOLHKG23QM.jpg

El mandatario emitió un comunicado ante los hechos de violencia generados en la propiedad de Blas N. Riquelme, en la zona de Campo Morombí.

“He ordenado a las Fuerzas Armadas a sumarse de inmediato desde su misión específica en apoyo a este operativo”, expresa la nota publicada en la web de la Presidencia.

De esta manera, los efectivos castrenses apoyarán a la Policía, que en este momento se encuentra en la zona de conflicto, donde los campesinos que emboscaron a los uniformados permanecen ocultos.

El gobernante expresó su repudio a los hechos que provocaron la muerte de ocho campesinos y seis policías.

“Manifiesto mi solidaridad con los familiares de las víctimas fatales y los heridos de las fuerzas del orden que entregaron su vida en el cumplimiento de su misión”, reafirmó.

Lugo manifestó su pleno respaldo a los trabajos de las fuerzas del orden “que se desempeñan en defensa y preservación de la ley”.

La Policía reforzó las zonas de Alto Paraná, San Pedro y Concepción luego de la emboscada.

El enfrentamiento se generó aparentemente cuando los agentes se disponían a desalojar la propiedad de Blas N. Riquelme.

Unos 200 efectivos de la Policía se movilizaron hacia la zona luego de un enfrentamiento en el que se produjeron varias víctimas fatales.

Unos 100 uniformados salieron de Alto Paraná y los demás de San Pedro, Caaguazú y Concepción.

En el lugar, la Policía opera con tres helicópteros, dos de reconocimiento y uno de transporte de tropas.

Además, también están a disposición tres aviones, uno de la Policía, uno de la Fuerza Aérea y otro particular.