'Mafia' para ganar juicios y desangrar a la EBY

El director paraguayo de Yacyretá, Nicanor Duarte Frutos, dijo que hay una “mafia” compuesta por demandantes, abogados y jueces laborales que buscan llevarse “montos espantosos” de la entidad binacional.

Actualmente Yacyretá lleva adelante 135 juicios por casos laborales y entre todos suman G. 247.000 millones. El director paraguayo del ente pidió ayer al presidente de la Corte Suprema, Raúl Torres Kirmser, que audite estos casos, a lo que el magistrado accedió.

“Hay muchos casos que podrían recordarnos el tema... El juicio de las ‘croquetas de oro’. Eran unas croquetas que costaban G. 3 millones pero que tras un juicio iban a costar US$ 8 millones. Fue una combinación dolosa entre jueces demandantes y abogados para esquilmar entonces a Itaipú. Nosotros abortamos cuando fui presidente. Se estaba arreglando un pago de US$ 8 millones a un pago de US$ 5 millones”, empezó relatando Duarte Frutos, recordando así un caso similar en otra binacional.

PUBLICIDAD

El expresidente de la República habló sobre una “mafia” para que la EBY pierda estos juicios. “Aquí los muchachos demandan y piden salarios caídos, vacaciones, presentismo y se alcanzan montos espantosos”, lamentó.

“Evidentemente, hay toda una mafia entre demandantes, abogados y jueces laborales, por eso recurrimos al presidente de la Corte y felizmente ayer dijo que la superintendencia del Poder Judicial sacó una resolución por la que se ordena una auditoría de los procesos judiciales laborales que están en marcha contra Yacyretá”, expresó Duarte Frutos.

Nicanor Duarte Frutos dijo que este modus operandi constituye toda una “industria” a la que quieren frenar. “En una sociedad con instituciones todavía frágiles, con jueces manipulables, fácilmente se convierten los juicios laborales en una verdadera industria. Son montos siderales que se reparten. Es eso lo que queremos frenar”, explicó.

El caso más llamativo se planteó en un proceso iniciado por jornaleros del Club Social Yacyretá de Ayolas, en el que la justicia exigió un resarcimiento de G. 75.000 millones a trabajadores que percibían salarios de entre G. 400.000 y G. 800.000 por mes.

Preocupan a la EBY los “montos siderales” aplicados en concepto de intereses moratorios, intereses por daño moral, desde el inicio de la demanda, cuando hay fallos y jurisprudencia de los tribunales en los cuales se aplicaban los intereses una vez que la sentencia queda firme y ejecutoriada.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD