Marito “ni huele las necesidades del pueblo”

La Federación Nacional Campesina lanzó un duro mensaje contra el presidente Mario Abdo Benítez en su acto principal. Aseguraron que solo se pasa viajando, es indiferente a las necesidades y no acciona para resolver los numerosos problemas del país.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/5UITGOVDIBCPZFQZUFS4LPM3Q4.jpg

Tras una hora y media de caminata, cerca de las 9:30, los labriegos llegaron hasta la Plaza Uruguaya, donde se realizó el acto central de la 26ª Marcha Campesina.

Teodolina Villalba, secretaria general de la Federación Nacional Campesina (FNC), aprovechó su discurso para cuestionar todas las deficiencias del Gobierno actual. Aseguró que mientras el campesinado, los pobres y los indígenas sufren, Mario Abdo Benítez se pasa viajando y, cuando no lo hace, “genera violentos desalojos”.

“Hace siete meses que asumió y ni huele todavía las necesidades del pueblo”, dijo, luego de consultar cómo pretende el Presidente resolver los problemas laborales, económicos, de inseguridad y feminicidios.

PUBLICIDAD

Asimismo, aseguró que el Poder Legislativo sigue siendo el mismo, “un mercado donde todo se compra y se vende: el pueblo, la patria, el honor, la dignidad”, mientras que en el Poder Judicial “campean la injusticia, la corrupción, los sobornos y las presiones”.

En otro momento, destacó que la deuda externa es un problema que cada día “ensombrece más el horizonte de nuestro país”. Dijo que el presidente Horacio Cartes triplicó la deuda externa y “ahora Mario Abdo Benítez continúa endeudándonos por generaciones, una deuda contraída por los ricos cargada sobre los hombros de los pobres”.

Afirmó que el Presidente está “bicicleteando” y este ciclo solo puede llevar a un “desastre económico y financiero”. “La crisis económica se acentúa cada vez más: cierran fábricas, se pierden puestos de trabajo, mientras Mario Abdo Benítez se pasa viajando por el mundo”, cuestionó.

Por otra parte, la representante de la FNC aseveró que “la mafia” está extendiendo su influencia a las instituciones del Estado y cada vez es más evidente que la política y la mafia están vinculadas. Dijo que esto se evidencia en actos como la visita de José Ortiz, “hombre fuerte de Horacio Cartes”, al Palacio de Gobierno.

“Entre bueyes no hay cornadas. El pueblo se encuentra atrapado en medio de todo esto, por eso solo el poder popular es garantía de salida de esa situación”, añadió al respecto.

En otro momento, manifestó que están seguros de que mientras no haya reforma agraria, nuestro país no va a desarrollarse. “Aquí no habrá paz, porque el problema de la tierra es uno de los problemas principales”, afirman.

Indican que la reforma debe romper la concentración de la tierra en pocas manos e ir acompañada de políticas de apoyo a la producción nacional. “Necesitamos fábricas antes que bancos y financieras. Y seguiremos trabajando en la construcción del poder popular”, añadió.

Precisamente la consigna principal de la XXVI Marcha Campesina es: “Tierra y producción para el desarrollo nacional, construyendo poder popular”. Villalba destacó que desde hace 26 años se encuentran trayendo a la capital un “proyecto de país distinto”.

Lea además: Los labriegos claman políticas de desarrollo para el campo

“Una patria nueva que no es solo del campesinado, sino también de los obreros y trabajadores, los estudiantes, las mujeres, los jóvenes, los inmigrantes paraguayos a otros países forzados por la necesidad, la patria nueva que es esperanza de los pobres, los excluidos y también de quienes anhelan un país soberano y democrático”, agregó en su discurso.

Aseguró además que Paraguay presenta la distribución de la tierra” más desigual del mundo, donde una minoría latifundista y agroexportadora, en gran parte extranjera, concentra el 90% de la tierra, mientras que el restante 10% se reparte entre 280.000 pequeños y medianos productores”. Por ello, agregó, la mayoría de familias campesinas e indígenas carece de tierra suficiente para subsistir.

Según el manifiesto leído por Villalba, este “modelo agroexportador” crece cada vez más, ocasionando así el éxodo de campesinos e indígenas del campo hacia la ciudad y generando pobreza y miseria. Lamentó que quienes resisten en sus tierras son amenazados, torturados, desaparecidos o asesinados con frecuencia por “matones brasileños amparados bajo la complicidad de las autoridades”.

Antes del discurso de Villalba también habló Dionisia Chávez, representante del Partido Paraguay Pyahurâ, quien lamentó que cientos de niños de los asentamientos campesinos estén dando clases bajo los árboles o con escuelas a punto de caer, sin sillas ni útiles escolares. Destacó además la necesidad de que el Gobierno se enfoque en la educación.

Por su parte, Perla Méndez, del sector femenino de la federación, habló de la gran cantidad de feminicidios que se registran en el país y la falta de acción por parte del Estado en este sentido. Lamentó además los pocos recursos que se destinan para el sector de la salud, especialmente en los pocos hospitales rurales existentes. “Muchos mueren por falta de medicamentos”, sentenció.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD