Más indígenas llegan a la capital

Un grupo de 400 indígenas de la comunidad Tacuara’i, departamento de Canindeyú, se manifestaron este miércoles en el microcentro. Exigen intervención de la justicia en los atropellos que sufren en sus tierras y la destitución de la presidenta del Indi.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/OULJ4K3LQVDYLHZ45TTHLS4KAM.jpg

Los nativos provienen de la comunidad de Tacuara’i, departamento de Canindeyú, y llegaron a Asunción la noche del martes. Se instalaron en la Plaza de Armas, ubicada frente al Congreso Nacional, y advierten que allí se mantendrán hasta que se emita una resolución favorable ante las grandes injusticias que están sufriendo, según refieren, por atropellos a sus tierras y detenciones arbitrarias de sus compañeros.

Exigen además como condición para retirarse la destitución de la titular del Instituto Paraguayo del Indígena (Indi), Ana María Allen.

En horas de la mañana de este miércoles, marcharon por varias calles del microcentro capitalino, cerrando algunas de las arterias más importantes.

PUBLICIDAD

Los manifestantes exigen la presencia de autoridades de Justicia competentes de la zona, pues aseguran que fiscales, jueces y policías están “en su contra”, pues -denuncian- son pagados por poderosos brasileños que los sacan de sus tierras recurriendo a detenciones arbitrarias e incluso ejecuciones de miembros de la comunidad.

“Ignoran nuestros reclamos. Específicamente, en la comunidad Tacuara’i se ejecutó a un hermano indígena y el fiscal no investiga. Además, por la fuerza quieren sacar a nuestros hermanos de la comunidad y familias abandonadas quedan en la calle”, relató Ángel Vera, líder de la comunidad indígena Fortuna, distrito del departamento de Canindeyú, quien lamentó que una comunidad ancestral tenga que vivir este tipo de violencia sistemática ante las narices de las autoridades.

“Desde hace muchísimo tiempo ese es nuestro territorio y hay documentos y, a pesar de eso, nos echaron de ahí. Ya no tenemos garantías”, lamentó Ángel.

Relató que en Itakyry, por ejemplo, hay cuatro comunidades indígenas con 43 nativos con órdenes de captura, que aseguran son arbitrarias, y tienen el único objetivo de liberar los territorios. “Eso, los brasileños mandan a hacer, pagan a fiscales, quieren mandar a nuestra gente a la cárcel para poder quedarse con nuestra tierra”, asegura Ángel Vera.

El referente lamentó que "no hay quien nos responda en las instituciones públicas y hasta las entidades dedicadas a defender los derechos étnicos están en nuestra contra".

“Desde hace mucho nos esforzamos para que la presidenta del Indi  nos solucione este tema, pero ella no está del lado de los indígenas. Muchas veces hablamos, pero ella no agarra nuestro caso como prioridad; solo vive paseando por las comunidades. Nos deja abandonados, que pase lo que pase. Creemos que ella podría tener algunos negocios ahí”, criticó duramente Vera.

Mencionaron que el grupo de indígenas que se encuentra apostado desde hace días frente al Indi es aliado en la misma lucha, pero pertenece a comunidades del Chaco.

La comunidad Tacuara'i queda en el distrito de Corpus Christi, departamento de Canindeyú.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD