Médico paraguayo, en la misión norteamericana

LUQUE. Jorge Zelada es hijo de padre paraguayo y madre venezolana, cursó sus estudios en Paraguay. Hoy ejerce la profesión de médico en Estados Unidos y también formó parte de la misión norteamericana que estuvo por Luque.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/P7INQXRYAZBEVEOIACHUYQHL7Q.jpg

El médico nacionalizado paraguayo, Jorge Luis Zelada Getty (42), cirujano general, especialista en cirugía bariátrica, nació en Puerto Rico y a los 4 años vino a Paraguay con sus padres. Culminó sus estudios primarios, secundarios y universitarios en el país, es uno de los mejores de su promoción (2000), egresado de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Asunción (UNA).

“Feliz de servir acá. Extrañaba hablar como todos hablan. La comida también extrañé mucho, salí con mis padres y pasé un rato con ellos”, dijo el galeno.

Su colega, excompañero de facultad y amigo, Víctor Luraschi, director médico del Hospital de Luque, lo describió como “un tipazo y una excelente persona”.

PUBLICIDAD

Zelada viajó a Estados Unidos en el 2002 y desde entonces fue capacitándose como médico y actualmente trabaja en el Hospital Kaiser Permanente en Los Ángeles. Este año, acompañó a la misión médica norteamericana ImaHelps, que se llevó a cabo en Luque desde el 27 de julio hasta el 3 de agosto pasado.

“El año pasado yo no supe de ImaHepls y mi papá me envió un artículo por whatsapp y me dijo que sería una buena oportunidad para volver. Me presenté, pero ya fue tarde, entonces, este año en enero ya me postulé y me aceptaron. Inicié mi misión voluntaria por primera vez en mi país”, manifestó el doctor Jorge.

Dijo estar impresionado con la organización ImaHelps y señaló que la intención de hacer el bien por los demás es genuina y real. “No buscan otro beneficio y eso se puede ver en la cara de los pacientes y eso, a uno lo hace sentir muy bien. Hicimos nueve cirugías por día aproximadamente. En Paraguay, debe terminar que el paciente compre sus insumos, que el hospital tenga insumos es de vital importancia. Fue cómodo trabajar en los quirófanos de este nosocomio. El personal es fantástico”, aseguró. El galeno, expresó su deseo de volver el año que viene con la misión extranjera. 

Uno de los pacientes beneficiado es Michel Romero, un joven chacariteño de 24 años, que hace dos años perdió la pierna izquierda por un tiro de arma de fuego que le dio un vecino. En el mismo episodio fue asesinado su padre. Michel, conoció al director general de la Cancillería, Ceferino Valdez, en un semáforo donde con ayuda de sus muletas vendía frutas.

Valdez, luego de conocer su historia, lo ayudó a llegar a la misión este año, donde recibió una prótesis de US$ 15.000, unos G. 91.000 millones. “Estoy contento, mi vida va cambiar. Me moveré más y no dependeré tanto de la muleta. Encontraré un buen trabajo y sacaré a mi familia de donde vivimos”, manifestó el joven.

La mujer se desempeñó como limpiadora en varios lugares. “Estoy muy contenta y agradecida por el beneficio que recibí con la ayuda de los médicos”, dijo Candelaria.

En las próximas semanas, la presidente y fundadora de ImaHelps, Inés Allen, dará a conocer los detalles de los procedimientos y las atenciones que se llevaron a cabo en Paraguay. Los médicos no descartan la posibilidad de volver en el 2019, para otra misión nuevamente en Luque.

Allen, solicitó al próximo ministro de Salud, Julio Mazzoleni, evaluar a los hospitales de Paraguay y priorizar el equipamiento de los mismos para brindar una mejor atención.  Por su parte, el director médico del Hospital General de Luque, Víctor Luraschi, quien estuvo a cargo de la coordinación de la misión con sus pares extranjeros, agradeció la “excelente labor del personal de blanco”, tanto del nosocomio local como de los profesionales norteamericanos.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD