Paraguay, el comprador

En los últimos 10 años, Paraguay compró mucho más de lo que vendió al Mercosur, a pesar de ser uno de los países con la economía más pequeña del bloque. Para el economista Fernando Masi, el Mercosur avanzó muy poco en destrabar las restricciones.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/QKL3NQPAWJHWDD5PXDWY3WBQQQ.jpg

Desde 2005 hasta setiembre de 2015, Paraguay importó por valor de 40.497 millones de dólares a países del Mercosur, mientras que exportó por valor de 34.361 millones de dólares, lo que muestra una diferencia –de unos 6.614 millones de dólares de más- entre lo comprado y vendido por nuestro país al Mercosur en dicho periodo, según cifras del Banco Central del Paraguay (BCP).

Los números muestran una asimetría importante entre Paraguay y los demás miembros del bloque, sobre todo, si se tiene en cuenta que nuestro país aparece como el país con la menor infraestructura económica y la economía más pequeña de este Mercado Común. Para el economista Fernando Masi, del Centro de Análisis y Difusión de la Economía Paraguaya (Cadep), a esta cifra también se debe agregar que la oferta exportable de Paraguay para el Mercosur no se basa justamente en productos netamente paraguayos.

“Si tenemos en cuenta los productos que son naturales de Paraguay o manufacturados, seguimos teniendo una brecha más importante. No obstante, el Mercosur es un mercado muy importante, pero en la totalidad, exportamos más nuestros mejores productos afuera del Mercosur” señaló Masi. Indicó además que lo que más se vende entre países del bloque económico regional son productos industriales, con valores agregados.

PUBLICIDAD

Desde 2013, el BCP incluyó en sus informes de exportación lo que el Paraguay vende en cuanto a energía a los países del bloque. Sumando estas cifras más las reexportaciones que hace el Paraguay, entonces con eso se podría tener un superávit en cuanto a lo exportado e importado al bloque. Sin este dato, la balanza económica sería aún más deficitaria para Paraguay. En ese sentido, viendo los datos del BCP, nuestro país exportó energía por valor de 1.929 millones de dólares solamente en lo que va del 2015 –pero incluyendo a Mercosur y resto del mundo- lo que significó el 24% de todas las exportaciones paraguayas en este año.

Para Masi, uno de los principales problemas del Mercosur es que se avanzó muy poco para destrabar las restricciones existentes -principalmente desde Argentina- para las exportaciones entre países del bloque, lo que afectó a muchos importadores paraguayos. “Anteriormente exportábamos muchos productos industriales a la Argentina, el tema de zapatos y confecciones, incluso materiales de construcción. Si se levantan todas estas restricciones puede haber una posibilidad de recuperar el mercado argentino” expresó Masi.

En ese sentido, el anterior gobierno argentino aplicó varias medidas restrictivas contra el ingreso de productos a su mercado. Las medidas empezaron en 2012 y las más fuertes fueron la Licencia Previa de Importación y la Declaración Jurada Anticipada de Importación (DJAI), que desalentaron a los importadores argentinos. Si bien las medidas se mantenían hasta ayer, hoy el gobierno de Mauricio Macri anunció varios cambios en algunas disposiciones aduaneras que justamente apuntaban a eliminar estas restricciones. Estas prohibiciones afectaron a varios exportadores paraguayos –y de otros países- que tuvieron que empezar a pelear contra numerosas trabas burocráticas para lograr llevar sus productos a la Argentina, por lo que finalmente, optaron por desistir.

Justamente con el país vecino se tiene una asimetría muy marcada. Mientras Paraguay importó productos desde la Argentina por valor de 1.285 millones de dólares solamente en lo que va de este año, las exportaciones paraguayas al mercado argentino alcanzaron unos 655 millones de dólares en este mismo periodo. Es decir, exactamente la mitad de lo que comprado.

“Cuando hablamos de trabas en el Mercosur hablamos de la paraarancelarias, ya que en el bloque no existe el pago de arancel. Es también lo que pasa cuando se habla de contrabando en la región. Con el contrabando el problema no pasa por evitar el pago de arancel, sino de evitar el pago de tributos internos de cada país” explicó Masi.

El economista consideró fundamental que se puedan evitar las restricciones no arancelarias (o paraarancelarias) ya que eso beneficiará a países con economías abiertas, como la de Paraguay. “Paraguay probablemente tenga la economía más abierta de toda la región, ya que tiene muy pocas medidas proteccionistas para sus industrias, lo que hace que las mismas tengan que ser altamente competitivas para poder sobrevivir. Entonces, cuando una industria dentro de una economía abierta es competitiva, puede salir a buscar mercados extranjeros” expresó Masi. Aseguró que las economías menores requieren del acceso a economías mayores y no al revés, como lo que está ocurriendo actualmente con Paraguay y el Mercosur.

La 49 Cumbre del Mercosur culminó ayer en nuestra capital con la presencia de todos los presidentes de los países miembros –salvo el venezolano Nicolás Maduro- y uno de los temas que salió al tapete fue la serie de restricciones que existen para convertir al bloque en un verdadero Mercado Común.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD