Cierre junto a su pueblo

Luego de una intensa jornada en la Villa Serrana, esta tarde tuvo lugar la misa vespertina en Caacupé y la procesión. Cientos de fieles permanecieron apostados en la explanada de la Basílica y luego en las calles junto a la Virgencita Azul.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/ML6G66XSXBH75GD6F5NIIAUY4Y.jpg

El obispo monseñor Ricardo Valenzuela fue recibido con fuertes aplausos y ovaciones al ingresar al recinto para presidir la misa.

La predicación estuvo a cargo del presbítero Miguel Ángel Cardozo, rector del Santuario Sagrado Corazón de Jesús, quien en su homilía se refirió a la estigmatización de la pobreza.

"En nuestra sociedad actual el hecho de ser pobre ya es considerado signo de delincuencia", especificó.

PUBLICIDAD

Cardozo continuó su sermón diciendo que la pobreza es la consecuencia del robo desmedido de los recursos públicos que deberían ser utilizados para ayudarlos a dignificarse. "Son los poderosos los que han esquilmado a los pobres en este país, para luego tratarlos de delincuentes", afirmó el sacerdote.

Exhortó a los presentes a buscar a Dios en los más vulnerables y necesitados y ayudarlos a salir de la miseria.

Cientos de personas participan nuevamente de esta celebración en la Basílica de Caacupé.

Los devotos marianos llenaron de alegría y colorido la Capital Espiritual del país durante las celebraciones en honor a la Santa Patrona de Paraguay. Una gran concurrencia participó esta mañana de la misa central y muchos de ellos permanecieron hasta la tarde, para estar presentes en la celebración vespertina.

Esta mañana, en su homilía el obispo diocesano exigió un "¡basta ya!" a la “desvergonzada corrupción” y alertó que “estamos al borde de la justicia por mano propia”. Fustigó a los políticos y pidió perdón por los abusos cometidos en la Iglesia católica.

Noticia relacionada: Monseñor Valenzuela grita: “¡Basta ya!” 

Las actividades en el día de la Virgen culminaron con la procesión por las calles alrededor de la Basílica, donde la imagen de la agasajada estuvo acompañada mucho más de cerca por ese pueblo creyente que acude cada año a agradecer o pedirle algún bien. 

Mañana, por su parte, ise nicia el octavario de la Virgen, una serie de celebraciones litúrgicas que se realizan en comunidades aledañas a Caacupé. Por ejemplo el domingo la misa se realizará en la Parroquia Virgen de Caacupé de la localidad de Cabañas.

 

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD