Tasa de mortalidad infantil sigue alta

Datos de la Unicef revelan que Paraguay sigue estando entre los países con las cifras más elevadas de mortalidad infantil en Latinoamérica, pese a haberse registrado un mejoramiento en el área.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/UAWAOFZVNNAV7CUERQIF3JSAOM.jpg

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef, por sus siglas en inglés) presentó un informe denominado “Situación del derecho a la salud materna, infantil y adolescente en Paraguay”, este miércoles, en un hotel céntrico de Asunción.

En nuestro país existe una elevada tasa de mortalidad neonatal (en los primeros 28 días de vida), con cuatro muertes por día, lo que no ha disminuido en los últimos 20 años.

El informe revela que en Paraguay, de cada 100 muertes, 43% son bebés –de entre cero y 28 días- y el 20% son adolescentes entre 15 y 19 años.

Sin embargo, la Unicef expresa que un alto porcentaje de las muertes materna, neonatal, infantil y adolecente es evitable. El 20% de las muertes se registra en adolescentes embarazadas.

En cuanto a la mortalidad materna, la tasa bajó de 164 a 89 por 100.000 nacidos vivos de 2000 a 2011. La mayoría de las muertes se dan por causas prevenibles durante el parto o en los días subsiguientes por hemorragias, toxemia y complicaciones post aborto.

La tasa registrada de mortalidad infantil en menores de un año se ha reducido en más de la mitad, pasando de 30,4 (1990) a 15,2 en (2011), lo que aún sigue siendo una cifra alta.

Paraguay tiene una de las mayores tasas de mortalidad neonatal, según Unicef, en la región. Esta cifra ha descendido en forma escasa, de 14,4 por cada 1.000 nacidos vivos (1990) a 11,2 por cada 1.000 nacidos, en 2011.

Las principales causas son las lesiones del parto, las malformaciones congénitas y las infecciones del recién nacido.

De cada 10 adolescentes que fallecen entre los 14 y 19 años, seis son por accidentes (de tránsito y domésticos), homicidios y suicidios.

“Hay una marcada relación entre el aumento progresivo de hogares que tienen motos y la tasa creciente de mortalidad por accidentes, en adolescentes”, reza el informe.

Se estima además que el 14% de los niños, niñas y adolescentes vive con algún tipo de discapacidad.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD