Niegan que se haya cerrado paso a niño enfermo

Luis Alonso, integrante de la Comisión Directiva de la Asociación de la Ruta Ñ, negó que hayan impedido el paso a la camioneta que transportaba al niño, que finalmente terminó falleciendo.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/2L5AWCG5HNEFDI3ZAANRTJPEJQ.jpg

El ganadero explicó que el sitio cuenta con un portón, justamente porque no se trata de una ruta, sino de un camino que construyeron en colaboración un grupo de vecinos ganaderos, porque en el sitio no había por dónde transitar. Con los años, el trayecto se fue haciendo más y más importante, debido a que para la comunidad era la única forma de salir a la Transchaco.

En comunicación con ABC Cardinal, Luis Alonso explicó que en ningún momento ningún miembro de la comisión ni el portonero encargado recibieron información sobre un niño enfermo que debía cruzar. Aseguró que es una regla para la organización que los enfermos siempre tienen prioridad y cruzan sin pérdida de tiempo, pero que en este caso no estaban enterados del hecho.

“Los familiares nunca se acercaron, nunca hubo un pedido de salir por esa ruta con la criatura enferma. Nosotros tenemos portones que están, con controles cada 30 kilómetros y hay una regla de la ruta Ñ, que cuando la ruta está clausurada, a los enfermos no se les clausura, pero ellos nunca pidieron”, enfatizó Alonso.

PUBLICIDAD

Añadió que lo que sí hicieron los que transportaban al menor fue llamar al portonero que está en el kilómetro 165, “y pidieron la ubicación del lugar para que el helicóptero aterrice en la zona, pero ellos desde un principio gestionaron el helicóptero, nadie de la comisión directiva recibió un pedido de salir con personas enfermas”, insistió el entrevistado.

Señaló a su vez que el camino en cuestión cruza por propiedades privadas. “Somos ganaderos de la zona que nos organizamos y cada uno cedió un pedazo de su propiedad”.

La ruta se inicia en el km 160 y termina en Fortín Caballero, que une a la ruta 12. En total, son 140 kilómetros hasta Fortín Caballero.

Alonso siguió explicando que el portonero recibió una llamada de la maestra del niño, preguntando “el estado del camino, que estaba totalmente inundado. La ruta prácticamente no existe, hay agua en la ruta”, agregó.

Según el integrante de la comisión, los familiares gestionaron el helicóptero a través de la Gobernación de General Bruguez y sacaron al niño.

Negó también que se haya impedido circular a la familia con el féretro una vez que volvían ya con el menor fallecido.

“Eso tampoco es así, cuando suceden estas fatalidades en la ruta Ñ la solidaridad siempre fue lo principal. Siempre hay un coordinador de ruta por semana. No le negó el acceso cuando llego con el féretro, es más desde la mañana se estaba esperando a la camioneta para que ingrese”, aseguró Luis Alonso.

Contó también que mañana estarán por la Fiscalía para aclarar el hecho. “No fue algo que nosotros impedimos, no pasó nada de eso que están diciendo. Así como está hoy la ruta era imposible salir con un enfermo con camioneta, por eso yo digo que rápidamente ellos se rebuscaron con el helicóptero”, finalizó.

Recordemos que el fin de semana, un niño de cinco años falleció a causa de una pulmonía en el Hospital de Villa Hayes. Era oriundo una comunidad indígena y sus familiares denunciaron que tardaron días en llegar al nosocomio debido a la privatización de caminos en el Chaco.

La Comunidad San José se encuentra ingresando 75 kilómetros de la Transchaco, a la altura del kilómetro 160. Para salir de esa zona se debe utilizar la denominada "Ruta Ñ", que según relató Cristian Machune, un poblador de la zona, está privatizada por estancieros que formaron una "Comisión del Camino".

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD