No hay precedentes de un comandante imputado

El propio ministro del Interior reconoció que la imputación de un comandante de la Policía constituye un hecho sin precedentes. El comisario Francisco Alvarenga fue separado del cargo luego de ser señalado como cómplice del negociado con combustibles.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/66RRCJKONFGJ7BMQB52KXPHLAA.jpg

Durante la rueda de prensa en el Ministerio del Interior, el ministro Francisco de Vargas reconoció que la imputación de un comandante de la Policía -en este caso el comisario Francisco Alvarenga- constituye un duro golpe para la institución. Resaltó, sin embargo, el curso de la investigación y garantizó que se llegará a todos los responsables del negociado con combustibles.

“Hay voluntad y esta investigación debe ser abierta; es una de las pocas veces que se imputa a un comandante en ejercicio”, resaltó. Con respecto a la reacción de Alvarenga, el alto funcionarioo señaló que “él es consciente de que no podía permanecer en el cargo. Creemos que debe dejar el cargo para contar con una investigación transparente”, agregó.

El excomandante de la Policía y exviceministro del Interior Mario Agustín Sapriza señaló además que la imputación de Francisco Alvarenga constituye un hecho insólito. “No recuerdo un caso así, donde haya estado imputado un comandante”, refirió en contacto con Canal 100. Aseguró que no hay antecedentes de un hecho similar, al menos durante la era democrática. “Al menos durante esta apertura democrática, que yo sepa no han ocurrido este tipo de cosas”, reafirmó.

Recordó que el caso más aproximado se produjo luego del Marzo Paraguayo (1999), cuando el entonces comandante de la Policía fue procesado, aunque ya luego de concretarse su destitución. “Fue cambiado como consecuencia de los acontecimientos del Marzo Paraguayo tanto el comandante como otros oficiales”, refirió.

Indicó que en aquella ocasión todos los uniformados procesados finalmente fueron sobreseídos, por lo que hasta ahora no puede hablarse de un excomandante condenado. En el caso de Francisco Alvarenga, la investigación aún está en curso, aunque para la Fiscalía hay implicancia directa con el desvío de combustibles en la Policía.

La participación del comandante de la Policía en el negociado se reafirmó cuando ayer, durante un allanamiento en el estacionamiento de la Plaza de la Democracia, se encontraron dos vehículos lujosos abandonados, uno de ellos perteneciente a su hijo. Se trata de un Mercedes Benz SLK 230, que aparece a nombre de Francisco Alvarenga (h).

Horas después de esta última intervención, el Ministerio Público imputó al máximo jefe policial, quien luego -al verse abiertamente salpicado en el escándalo- debió ser removido del cargo. En su reemplazo asumirá el comisario Críspulo Sotelo.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05