González Daher, en otro caso de despojo

Don Ángel Aja, empresario español, relató que vino a Paraguay para poner una industria en La Colmena, Paraguarí; sin embargo, fue despojado de todas sus máquinas. Indicó que supo después que detrás de todo estaba "un tal Óscar González Daher".

Otra historia “de una película” envuelve nuevamente en una humareda nefasta al ahora exsenador Óscar González Daher. Primero una familia relata los suplicios que atravesó y ahora un empresario español, don Ángel Aja, en contacto internacional con ABC Cardinal, comparte un trágico relato en el cual el exlegislador luqueño, con jueces y fiscales, frustraron sus intenciones de establecer una fábrica en La Colmena y le despojaron de las máquinas que trajo para trabajar.

“En el 2016, me traslado a Paraguay para instalar la fábrica en La Colmena. Con la Municipalidad de La Colmena llegamos a un acuerdo para montar la fábrica en un establecimiento que ya existía para empezar a producir los productos fruticulturas de la región. Todo iba muy bien, cuando yo viajo a España para atender un negocio y me ponen una denuncia falsa”, explica.

"Yo le digo a la jueza (Adriana) Pedretti que la denuncia es falsa y me pidió 80 mil dólares para retirarla, todo eso fue a través de mis abogados. Se recusó a la jueza Pedretti y se pasó a otro tribunal. Yo hablé al fiscal y le dije: ‘¿Cómo es que se puede dar trámite a un caso así, si no hay ninguna prueba contra mí? Estaba dispuesto a viajar a Paraguay para hablar con el fiscal, luego me entero de que las máquinas salieron de la fábrica con autorización del fiscal y la llevaron a Villarrica y las vendieron ahí”, agrega.

PUBLICIDAD

Entonces indica que decidió no regresar a nuestro país porque notó que existía una excesiva inseguridad jurídica. “Según me comenta mi abogado, un tal Óscar González Daher que es un senador o algo así, que es el que maneja los hilos y la trama de toda esta corrupción jurídica que no tiene precedentes. Es más, me entrevisté en Madrid con un juez supremo y me dijo: ‘Lamento mucho lo que le ha pasado; en Paraguay hay gente buena' y le dije que yo sé, pero que a mí me tocó la mala suerte”, acota Aja.

“Me ha quitado toda la maquinaria, me ha robado toda al empresa y el proyecto que yo tenía que era un proyecto magnífico. El juez mismo me dijo: ‘Este es un perjuicio para todo el Paraguay’. Yo me entrevisto con el señor Leite y el señor Juan Afara. El nombre (del juez) prefería yo no darlo porque él debía dejar actuar a sus colegas hasta las últimas consecuencias”, señala.

Dijo además que él también va a llevar el caso hasta la Corte Internacional de Justicia, de La Haya. “Cuando yo me entrevisto con mis abogados en España a través de de Asuntos Exteriores, ellos saben que yo he exportado legalmente una maquinaria que se ha evaluado en la Aduana de España por ese importe y que llega a Paraguay para cederla en el ejercicio de una actividad industrial de una empresa que es propiedad de mi empresa de España. Todo eso desaparece, pues claro, ante esta inseguridad jurídica que tiene el sistema Paraguay, entonces la compañía Hesse, que es la que califica al país como riesgo para invertir, entonces ellos dicen vamos a bajar la calificación de ese país”, denuncia.

"Esperamos que todo se resuelva, todo se solucione y poquito a poco estas ratas vayan desapareciendo y todo se resuelva, se solucione y poquito a poco estas ratas vayan desapareciendo del sistema y se dedique a lo que se tienen que dedicar, menos a tomar decisiones dentro de la judicatura", destacó el extranjero.

Igualmente reiteró que “tenemos el rastro de todo, tenemos demandas puestas, tenemos controlada toda la operación, la maraña; sabemos que parte de esa maquinaria ya ha desaparecido pero seguimos adelante peleando por lo que es nuestro y la justicia”.

Con los bienes se ha quedado Juan Carlos Pérez, en connivencia con el fiscal Óscar Talavera, quien nos pidió 4.000 dólares, quien fue detenido por la Policía en Asunción porque mi abogado le tendió una trampa para que aceptara los 4.000 dólares con la condición de que le entregara el documento para sobreseer la causa. Óscar Talavera ya sabía que ahí no hay nada, que eso es todo una falacia, que ese era un montaje con el único objetivo de robarme la maquinaria. La experiencia que he tenido en ese país fue nefasta", lamenta.

Lea la nota relacionada: Mediante audio de pedido de coima, el JEM enjuició a jueza y a un fiscal

“En principio empezó pidiendo 25 mil dólares y terminó aceptando 4.000. A mí me han informado que efectivamente ese senador -a quien yo ni conozco- es el que orquesta toda la manipulación que hay en toda la judicatura de Paraguarí, Quiindy, etcétera. Es él que organiza y pide las coimas”, enfatiza.

La jueza Adriana Pedretti es una de las que aparecieron en los audios filtrados conversando con el propio Óscar González Daher. El ahora exlegislador le pide a la magistrada liberar una retroexcavadora para su amigo Walberto Zarate.

En el caso de Pedretti incluso una auditoría de la Corte Suprema de Justicia comprobó el tráfico de influencias y que efectivamente el caso cambió a raíz de las movidas de González Daher.

"Decile que me ayude con eso, yo le necesito demasiado a este tipo; estamos en Roque Alonso", solicita González Daher a lo que la jueza responde: Dejame, yo me voy a encargar; tranquilo.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD