Perfil delictivo de Morales

Gregorio “Papo” Morales volvió a ser noticia este año. En esta oportunidad, por un dramático video en el que tortura y amenaza a un peón de una estancia de su familia. Su nombre se hizo famoso por protagonizar varios casos de estafa.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/QD3VTMYMPJHMJNMNSPPNREZUGM.jpg

Morales fue declarado culpable y condenado a cinco años de cárcel por de los hechos punibles de estafa, uso de documentos no auténticos y asociación criminal, por el despojo al Estado de G. 271.000.000 mediante el cobro de cheques adulterados. Junto a él fueron condenados también a 5 años Freddy Riquelme; a 4 años a Oscar Luján Vega, a 4 años y 6 meses a Diego Bogado; y 3 años para Mariano Miguel Rodríguez.

Este caso fue originado tras la adulteración, el 18 de febrero del 2008, de un cheque expedido por la firma Conti Paraguay SA por G. 671.000, en concepto de pago por servicios a Rodrigo Báez, fue utilizado para realizar un retiro de G. 271 millones. La operación se realizó en el BBVA y el dinero fue posteriormente cambiado en la Financiera El Comercio.

Por este caso había sido beneficiado con medidas alternativas a la prisión, pero al no cumplir con las reglas de conducta, se emitió una orden de captura y tuvo que compurgar su pena en la Penitenciaría Nacional de Tacumbú.

“Papo” fue señalado por ser líder de una banda de estafadores. Aquella no fue la única vez que actuó y tampoco la única en que fue descubierto. Sus métodos dejaban demasiados rastros.

En complicidad con Diego Bogado Florentín, su secretario, y Lourdes Elizabeth Fleitas, efectivizaron un cheque del Ministerio de Agricultura y Ganadería que fue modificados a través de de “microciguría” para alterar las cifras, lo que causó un perjuicio de G. 568.150.000.

El cheque Nº 461076 cargo Banco Nacional de Fomento (BNF), originalmente había sido emitido por G. 568.750. El mismo fue depositado por Lourdes Elizabeth Fleitas en la cuenta corriente Nº 819.260/3, perteneciente a la firma "Euro Cambios", bajo un instrumento adulterado, consignándose el monto de G. 568.150.000.

Con el mismo modus operandi, Morales y su banda perjudicaron al Ministerio de Educación. En un caso, un cheque de G. 145.800, que correspondía a una becada, se adulteró para convertirlo en G. 145.000.000, y en el otro, de G. 196.000 pasó a G. 196.000.000.

Un vez capturada y condenada toda la banda, las noticias sobre Morales tenían que ver con las sucesivas chicanas que promovía para dilatar los procesos abiertos en su contra. Hasta este año, cuando se hizo viral un video en que se lo observa torturando a un peón de la estancia de su familia.

La policía logró capturarlo esta siesta cuando salía de un hotel en Guairá, donde permaneció oculto luego de que se hiciera público el hecho. Antes de que se confirmara en la prensa su nombre como el de quien apunta y golpea a Antonio Talavera la Policía y la Fiscalía local no tomaron ninguna medida.

Su aparición reciente hizo que nuevos hechos salieran a la luz. el administrador de la radio ZP 28 de Caacupé había denunciado a Gregorio “Papo” Morales por sacarlo a punta de pistola de su casa y llevarlo hasta la radio, propiedad de la matriarca de la familia, Vilma Macchi, para que entregara el dinero que había allí.

En estos dos últimos casos, Papo intentó supuestamente retirar dinero de las empresas de su madre a la fuerza.

Según el comisario Francisco Gómez, de la Dirección Policial del Guairá, dijo este jueves que “hay unas 17 denuncias en su contra” por varios casos.

Te puede interesar