Mario Abdo confirma “suba y subsidio” del pasaje

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, confirmó que ya está listo el decreto presidencial que establece la suba del pasaje y el subsidio al transporte público, para disminuir el impacto en la ciudadanía. Aún no adelantaron los montos exactos.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/2OFEQQ2A4ZDVFCJXGAXX3S2T64.jpg

“Ahora está el decreto, vamos a firmar (...) Una pequeña suba y un pequeño subsidio”, confirmó el presidente Mario Abdo Benítez con respecto al incremento del precio del pasaje del transporte público. El mandatario se limitó a brindar esas breves declaraciones sobre el tema al salir de la sede del Partido Liberal, esta mañana. 

Desde el Equipo Económico adelantaron ayer que el precio del pasaje para el servicio convencional subirá a G. 2.500, pero quedará en G. 2.400 para el ciudadano, ya que el Estado aportará un subsidio de G. 100. Por otra parte, para el servicio convencional, señalaron que el boleto trepará a G. 4.100, pero finalmente el pasajero abonará G. 3.700, debido a que el Gobierno cubrirá G. 400 en concepto de subsidio.

El 1 de octubre pasado entraron a regir los nuevos aumentos para el precio del combustible, que subió entre G. 200 y G. 300, siendo este el segundo reajuste que sufren en el año los hidrocarburos. En lo que va de 2018, los precios ya aumentaron un total de G. 600.

Por esta razón, el Equipo Económico debatió durante varios días si realizar un subsidio total o parcial, o simplemente aplicar el aumento. Los transportistas incluso habían amenazado con implementar “reguladas” ante la indecisión del Estado.

El primer aumento del pasaje de este año se dio en enero, cuando el precio del servicio convencional quedó en G. 2.200 y el diferencial, en G. 3.600. En ese entonces, el incremento se estableció debido al aumento del precio máximo de venta al público del gasoil/diésel Tipo III, en G. 440 por litro, quedando fijado en G. 4.630 por litro.

Sin embargo, en junio pasado, el expresidente Horacio Cartes decidió otorgar un subsidio para evitar el aumento del pasaje y mantenerlo en G. 2.200 y G. 3.600. Ese mes, el Estado decidió subsidiar G. 100 por cada pasaje para el bus convencional y G. 200 para el diferenciado.

Es decir, hasta el momento, este año el Estado subsidiaría G. 200 por cada pasaje para el servicio convencional y G. 600 para el diferencial.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD