Padres piden garantías para docente en Carapeguá

CARAPEGUÁ. Padres de niños del primero y segundo grado de la escuela "Tte. Vicente Ignacio Amarilla" se manifestaron hoy porque aseguran que la directora interina hace caso omiso al pedido de seguridad de una docente, quien fue amenazada de muerte.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/6GICLMCHPVDORHFD44ORIHWLGA.jpg

Hasta la escuela de la compañía Cerro Pinto llegó el supervisor pedagógico, Raúl Samaniego y escuchó las quejas de los padres de familia que decidieron autoconvocarse luego de enterarse de que la docente del primer grado Rossana Ramírez, solicitaría su traslado por falta de garantía en la institución.

De acuerdo a lo manifestado por los padres, la docente del primer grado, el 4 de abril pasado, fue atropellada y amenazada de muerte por una madre dentro del aula. Esta situación se registró porque su hijo llegó con un rasguño en uno de sus brazos por lo que a gritos fue a reclamar a la profesora.

Toda esta escena de gritos y amenazas recibió la docente ante la presencia de sus alumnos, quienes quedaron atemorizados, manifestó uno de los padres, Alberto Torales.

PUBLICIDAD

Los padres al enterarse de que la directora interina Juana Noelia Barrios Duré, minimizó el caso alegando que el comportamiento de esa madre es normal, decidieron manifestar sus inquietudes.

La docente Ramírez, ante la amenaza que recibió, pidió a la directora que registre en acta lo sucedido. Sin embargo, fue ignorada y ante el temor de que en cualquier momento retorne la madre a cumplir su amenaza y afecte también a sus alumnos, la docente remitió la nota al supervisor Samaniego.

Hoy los padres amenazaron con sacar a sus hijos de la institución si la profesora Ramírez deja la escuela, porque no existe ninguna garantía en el lugar ni para los docentes ni para los alumnos.

Denunciaron también que en el lugar se permite el ingreso de vendedores ambulantes, totalmente ajenos a la institución.

El supervisor pidió a los padres no trasladar a sus hijos y dijo que la directora tiene la obligación de informar cualquier incidente. También prohibió el ingreso de personas extrañas al recinto educativo.

Los padres se declararon en alerta permanente ante cualquier inconveniente que pueda surgir en la institución e incluso si quieren tomar represalias contra la docente afectada o contra los alumnos, cuyos padres participaron de esta manifestación.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD