Policía busca al hermano de monseñor Álvarez

La Policía rastrea a un hermano de monseñor Julio César Álvarez, hallado muerto este jueves en Villarrica, por un antiguo problema familiar que mantenían supuestamente por cuestiones de herencia de bienes.

Se trata de Carlos Gilberto Álvarez, domiciliado en el barrio San Roque de Caazapá, quien incluso en su momento amenazó de muerte a su hermano, confirmaron altas fuentes policiales.

Tiene antecedente y orden de captura por estafa, precisaron fuentes policiales.

Por el caso siguen demorados los hermanos Federico y Cristian Areco Flores, secretarios del sacerdote asesinado, quienes fueron las últimas personas que estuvieron con el padre.

El director de la 3ª zona policial, comisario Tito Núñez, y el titular de la Jefatura del Guairá, comisario Eligio Insaurralde, dirigen los procedimientos en la zona.

El predio de la casa parroquial de la iglesia Sagrado Corazón de Jesús se encuentra rodeado de fieles conmocionados por la muerte del religioso.

La escena del crimen permanece intacta, incluso el cuerpo de Julio Álvarez se encuentra maniatado ya que aún no llegaron al sitio los profesionales forenses y de Criminalística que salieron de Asunción.