Precariedad policial en Alto Paraná

CIUDAD DEL ESTE. El 10 por ciento de la flota de patrulleras de la Policía Nacional en Alto Paraná, está parada por falta de recursos para reparación, mientras el 10 por ciento del personal cubre instituciones públicas y hace guardias por orden judicial.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/I76YE7ALD5EHJGVNYLLYYEGUCQ.jpg

El jefe de Policía, Darío Aguayo indicó además que sólo 475 policías operativos por turno hay en el décimo departamento, que tiene una población superior a los 900.000 habitantes. Esta es la precaria realidad de la Policía Nacional, descripta por el jefe de Policía durante una reunión con los intendentes de Alto Paraná.

Aseveró además que en muchos barrios se hacen polladas para reparar  los vehículos y comprar combustible, y que de todo esto están informados sus superiores en la capital del país.

“Tengo unas 100 patrulleras. Un 10 por ciento de la flota, está descompuesta. Hay tres patrulleras de Alto Paraná, tres de Salto del Guairá (Canindeyú) y dos de Encarnación (Itapúa), que están en un taller del centro de Ciudad del Este. Algunas están hace tres meses y otras están hace seis meses. Es un servicio tercerizado y venció el contrato que tenía el taller con el Estado, entonces los vehículos están ahí y no se reparan”, contó el jefe de Policía en Alto Paraná.

Además hay otras ocho patrulleras descompuestas que están siendo arregladas en distintos talleres, gracias a la colaboración de intendentes y empresarios de la zona que apoyan el trabajo del personal policial.

De hecho, según el responsable de la Policía en Alto Paraná, el gobierno nacional provee sólo G. 50.000 para combustible, por patrullera, de manera mensual, lo cual alcanza para unos diez días. Los otros 20 días del mes, el combustible depende de la voluntad de las municipalidades y empresarios y de los propios agentes que, en muchos casos, emplean sus propios vehículos para trabajar por falta de patrulleras.

 

Paralelamente, Aguayo afirma que, como en el resto del país, en Alto Paraná se necesitan más recursos humanos. Dijo que tiene un policía por cada 20 mil habitantes.

“Tengo 1.250 agentes. 100 policías están designados a instituciones públicas, como el Poder Judicial, la ANDE, Copaco, etcétera. Luego hay 50 agentes que hacen guardias por orden judicial. Así, me quedan 1.050 uniformados, de los cuales 80 son administrativos y 950 es el personal operativo para una población que en Alto Paraná es de 950.000 personas. Y ese personal operativo trabaja por turno. Son 475 policías por turno. O sea, hay 20.000 habitantes por cada personal policial, en una superficie de 14.920 kilómetros cuadrados, con 22 distritos”, detalló el uniformado.

“Se puede decir que se está trabajando en forma precaria en cuanto a recursos humanos y recursos materiales”, señaló el jefe de Policía de Alto Paraná, quien recordó que Ciudad del Este y el décimo departamento son los segundos a nivel nacional en movimiento económico, se encuentran en la Triple Frontera, reciben a turistas de todos los países y existen más de 100 nacionalidades instaladas en la región.