Puma goza de buena salud y ya aguarda su liberación

El puma rescatado ayer de la copa de un árbol en una vivienda ubicada en Nueva Esperanza, Canindeyú, se encuentra en buen estado de salud y será liberado en su hábitat natural.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/QR7VLHYU4NC7LCIOTINNY66RHA.jpg

El felino rescatado por técnicos de la División de Áreas Protegidas de la Itaipú Binacional se encuentra estable en el Hospital Faunístico de la Entidad, en Hernandarias. Esta mañana fue sometido a los estudios laboratoriales de rigor para tener una evaluación general de su estado de salud.

Santiago Molina, médico veterinario del Hospital Faunístico del Centro de Investigación de Animales Silvestres (CIASI) de la Itaipú Binacional, dio a conocer un informe sobre el estado de salud del puma, reportando que el mismo se encuentra en óptimas condiciones. Por tanto, reúne los requisitos médicos para ser liberado, a fin de integrarse a su hábitat natural.

Informó, además, que para darle valor agregado al trabajo médico se colectaron muestras de sangre, para la identidad genética de las poblaciones locales. Asimismo, se le colocó un microchip de identificación, lo que permitirá darle un seguimiento al animal.

PUBLICIDAD

Durante el procedimiento se realizó el pesaje del mismo, registrándose 33 kilos y una buena condición corporal, según el especialista.

De acuerdo con el informe, la evaluación de la dentición sugiere que el felino tiene aproximadamente dos años. Las muestras de sangre extraídas permitieron realizar exámenes laboratoriales, como hemograma y bioquímica sanguínea. Como complemento del examen físico, también se le practicó una ecografía abdominal y testicular, y una radiografía digital de cadera.

La intervención de los técnicos de la Itaipú se dio tras recibir una llamada de auxilio que informaba acerca de la presencia del felino en un árbol, en las adyacencias de una vivienda ubicada en Nueva Esperanza, Canindeyú. Norberto Miller y su familia no salían de su sorpresa cuando se percataron de la inesperada visita.

Tras una evaluación rápida, el equipo de técnicos preparó dardos anestésicos y a través de fármacos se le hizo dormir al animal, posteriormente fue trasladado al Hospital Faunístico del Centro Ambiental de la Itaipú.

No es la primera vez que técnicos de la División de Áreas Protegidas realizan este tipo de rescates en forma exitosa.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD