Reclusos niegan torturas

Unos 687 reclusos de la Penitenciaría de Emboscada firmaron un documento acercado por el abogado de uno de los reos, quien asegura no son torturados, como aseguraba un informe del Mecanismo de Prevención de la tortura.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/H57MDODH5FBUJDF2GSP3XWP7VE.jpg

Días atrás el Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura (MNP), en un informe aseguraba que reos de la cárcel de Emboscada eran objeto de castigos físicos y psicológicos, además de otros tipos de irregularidades.

Respondiendo a esta denuncia, Richard Abel Chaparro, abogado defensor de uno de los reos, acercó a la redacción de ABC Color una serie de notas del mismo tenor firmadas por 687 presos de diferentes pabellones del penal, en la que se asegura que a pesar de tener falencias, el servicio penitenciario en el lugar se ajusta a los requerimientos.

“Los del Mecanismo hablaron con los violentos, los que buscan negociar con drogas dentro del Penal”, dijo Chaparro, y agregó que los presos no son objeto de maltrato físico.

A pesar de que en la nota no se especifica puntualmente que no haya torturas, los presos, con sus firmas salen en defensa de los “logros en materia de rehabilitación, seguridad interna, orden y disciplina”.

“Hay muchas cosas para mejorar en materia de recreo, hacinamiento, visitas privadas y otros y no en perjuicio de la seguridad interna y del eficiente control”, reza la nota.

La nota insta a funcionarios del MNP a realizar su informe en base a la entrevista a todos los internos: “Debemos ser escuchados todos los presos, nuestros familiares y defensores, no solamente los incorregibles que quieren libre camino para lucrar con el vicio”.

Por su parte, Hugo Zarza, director de la Penitenciaría “Juan Antonio de la Vega” de Emboscada aseguró en conversación con este diario que dicha nota fue realizada y socializada sin que se haya enterado de ello.

Respecto a la denuncia del MNP, aseguró no haber ordenado el maltrato de ningún preso, “no he autorizado ni he participado en el maltrato de nadie”.

Sin embargo, en otro momento sostuvo que “fue un caso de maltrato que quiere ser aprovechado por traficantes internos que tienen una pérdida de 150 a 180 millones mensuales si se siguen con los controles que hacemos cotidianamente”.

Admitió que el trato por parte de los guardiacárceles debe ser mejorado a través de la formación y capacitación del personal y contando con mayores recursos.

En este sentido, señaló que deja a disposición de las autoridades su cargo: “No estoy apegado al cargo, está a disposición”.

Actualmente, el penal dirigido por Zarza tiene un total de 850 presos, teniendo sólo una capacidad para 552 personas. De esta totalidad, según expresiones del director, al menos 500 internos son adictos a estupefacientes.

Finalmente negó otro punto del informe, en el que se asegura que los internos no salen de sus celdas: “Día de por medio tienen cursos de técnicas de respiración, yoga y otros”, acotó.

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05