Complicidad en fuga

El director de Establecimientos Penitenciarios, Blas Martínez, reconoció que la fuga del asaltante Salvador Martínez Bazán, que se produjo anoche en la cárcel de Emboscada, no pudo haberse concretado sin la complicidad de funcionarios estatales.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/CWUU7FEDQFA3VAPECC6OJKOYL4.jpg

Martínez comentó este jueves en conversación con radio ABC Cardinal que el preso estaba en el patio de la cárcel y, tras esconderse, se fugó. Al hacerlo debió pasar dos controles, por lo que el director de Establecimientos Penitenciarios aseguró que no hay forma de ocultar que el asaltante fue ayudado por funcionarios de la cárcel.

“No puedo tapar el sol con un dedo (...) Debo elaborar un informe coherente al ministro (...) Me resulta extraño que haya pasado dos controles”, expresó Martínez.

PUBLICIDAD

La autoridad del Ministerio de Justicia indicó también que, una vez que se identifique a los responsables de la complicidad, estos deben ser procesados por la fiscalía. Reconoció también que la situación “es un poco caótica” en la cárcel de Emboscada, por la sobrepoblación existente en el sitio.

Salvador Martínez Bazán está procesado por haber liderado el millonario asalto al colegio San Ignacio de Loyola en el año 2018. Alcides Cantero, jefe de la comisaría 6ª de Emboscada, dijo a ABC TV que posiblemente el recluso huyó tras saltar muros para luego internarse en una zona boscosa. El jefe policial señaló que se supone que el perímetro debería contar con varios guardiacárceles haciendo vigilancia, pero -según pudo averiguar- ninguno lo vio salir.

 

 

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD