Horas de terror con el EPP

El terror de siempre, imparable por la Policía Nacional y sufrido por pobladores del norteño departamento de Concepción. Un retirero contó los momentos de angustia que vivió en manos del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), en Arroyito.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/NHC42G6F7NEJZB7Q5IRMWN2S6E.jpg

Mientras que en un sector de la estancia todo era alegría por el Día del Trabajador, el miércoles, a 10 kilómetros del lugar, una mujer y motosierristas estaban descansando en un retiro del lugar, cuando desde el monte llegaron cuatro hombres fuertemente armados y con pasamontañas.

“Somos policías”, dijo a la mujer uno de los inesperados visitantes, contó este jueves  a radio Canal 100 el jefe de la comisaría de Arroyito, comisario Manuel Escurra. La mujer escapó pero enseguida fue alcanzada por los hombres armados. Vestidos con uniformes camuflados, estuvieron pacientemente toda la tarde en la estancia perteneciente al ganadero Jimi Galeano.

A las 18:00 llegó el encargado del retiro, Adalberto Sosa, quien se encontró con los inesperados visitantes. Observó a su compañera y a cinco motosierristas en un rincón del lugar, custodiados por los enmascarados.

En ese momento ya no se presentaron como policías; le dijeron al retirero que son del EPP, contó Sosa a radio Canal 100. Momentos de angustia se apoderaron de las víctimas, más al caer la noche, lejos de la zonas urbanas e incomunicados, debido a que fueron despojados de sus teléfonos.

Cerca de las 20:00, los ocupantes del retiro recibieron la orden de sacar sus pertenencias del lugar; ya presagiaban que algo malo estaba por suceder. Uno de los sujetos sacó una hoja y empezó a leer algo sobre una cierta ideología, mientras que otro encendió una cámara digital, relató Sosa.

A las 20:00, los atacantes usaron nafta para incendiar el retiro, mientras que uno de los malvivientes filmaba todo. En minutos, el lugar desapareció; pero no todo terminó allí.

El que fungía de líder del grupo, un hombre de aproximadamente 40 años, dejó un mensaje verbal al patrón: que se debe faenar reses y repartirlas a asentamientos pobres de la zona, en nombre del EPP o, caso contrario, sufrirían más represalias.

Los del EPP arrojaron los teléfonos celulares a sus dueños, quienes atemorizados e incomunicados pasaron la madrugada a la intemperie, hasta que finalmente esta mañana llegaron los policías de la zona.

El comisario comentó que los asentamientos que mencionaron los del EPP son Núcleo 1 al 7, que están cerca de Kurusu de Hierro, departamento de Concepción.

De esta forma, una vez más, el EPP atacó en el Norte, teniendo como víctimas a humildes trabajadores del campo.

El ganadero Jimi Galeano lamentó lo que ocurrió y dijo que, con todo lo que acontece en el Norte con el EPP, ya no hay ganas de trabajar.

“Es una lástima, porque le quita a uno las ganas de seguir trabajando”, dijo brevemente el ganadero a radio Canal 100, sin entrar en mayores detalles.

El EPP es un grupo criminal que dice tener una ideología revolucionaria. Cometió secuestros, atentados, ataques a comisarías y retiros, así como quemó tractores e implementos agrícolas.

Los principales referentes del EPP son: Osvaldo Villalba, Manuel Cristaldo Mieres, Magna Meza, Alejandro Ramos, Lourdes Ramírez, Bernardo Bernal Maíz, Isax Burgos y otros, todos prófugos de la justicia.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.