Silencio total ante espionaje

El comandante de la Policía, Críspulo Sotelo, dijo hoy que no tiene información alguna sobre el espionaje a una periodista que fue ordenado por el comandante de las Fuerzas Militares, Gral. Luis Garcete. Hay un silencio sepulcral de las autoridades.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/XFE7JG64AZA5BDJA762O3AHYME.jpg

Sotelo dio breves declaraciones a los medios de prensa esta mañana en el Espigón Presidencial al despedir al presidente Horacio Cartes, quien viajó a México en visita oficial. El comandante de la Policía Nacional manifestó que nada sabía sobre el espionaje a una periodista del diario ABC Color, disposición que fue ordenada por el comandante de las Fuerzas Militares, Gral. Luis Gonzaga, quien quería saber quién “lo traicionó” al filtrar datos sobre la organización de su esposa dentro de las FF.AA., un ente que usaba recursos e insumos del Estado para cuestiones particulares.

El espionaje fue hecho por el Centro Integrado de Información e Inteligencia (CIII), liderado por el Tte. Cnel. Alfredo Jonás Ramírez Acosta, el mayor Andrés Bareiro Morínigo, el capitán Pablo Francisco Javier Barros, el sargento de Infantería Gustavo Odilón Baeza y el sargento del área técnica Julio César Delvalle Sosa. Estos cumplen labores en Asunción, en la sede del CI 3 (Centro Integrado de Información de Senad, Policía y Fuerzas Militares, con sede frente a la Penitenciaría de Tacumbú).

También dependían de Alvarenga los del Centro de Operaciones Conjuntas (COC), unidad a la que pertenece el Cnel. DEM Bernardino Antonio González Miranda, el Cnel. Javier Guadalberto Díaz, el Cnel. Erico Javier Oviedo y el Tte. Derlys Javier Manevy. El Gral. Luis Gonzaga y el ministro del Interior, Francisco de Vargas, también estuvieron en el sitio pero no dieron declaraciones a la prensa.

Espionaje ilegal hicieron desde el sistema integrado de inteligencia del gobierno de Horacio Cartes. Durante nuestra publicación del escándalo de la esposa del comandante de las Fuerzas Militares, Gral. Luis Gonzaga Garcete, el equipo de inteligencia militar –con probable apoyo policial– operó para saber qué periodista escribía las denuncias. Identificado el objetivo, espiaron sus dos celulares.

El primer anillo incondicional del Gral. Luis Gonzaga Garcete en las Fuerzas Militares estaba tan desesperado por conseguir los datos que, además de no dudar en usar medios ilegales a su alcance, también hizo venir del Norte a parte del equipo COFIN (Comando del Frente de Inteligencia) para reforzar el área de inteligencia. Este diario confirmó que el Cnel. Cayetano Rodríguez, más conocido como “Bronco” y que dirige operaciones de inteligencia en el Norte, también fue convocado a Asunción con algunos de sus agentes.

En los días en que se realizaba la movida, este diario pudo comprobar que en el Norte se desangró el equipo de inteligencia. Quedó diezmado y con poca infraestructura. El factor que agrava más aún el episodio de espionaje ilegal fue que en esas semanas en las que se ocupaban de espiar a una periodista fue cuando en el Norte se materializó el secuestro del adolescente menonita Franz Wiebe a manos del EPP. Esto ocurrió el 27 de julio pasado.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD