Sin comida por falta de voluntad política

Los kits de alimentos que deberían estar destinados a los ciudadanos afectados por las inundaciones y heladas aún no son entregados porque el Parlamento sigue sin reglamentar el proyecto de Emergencia Nacional Campesina.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/NI72GVILNVDDRK66TSUAHILJYA.jpg

La Secretaría de Emergencia Nacional aún no puede repartir los víveres que tienen previstos para todas las familias que perdieron sus cosechas y ganado por cuestiones climáticas, inundaciones y crecidas. “Tenemos que esperar que se resuelva en el Parlamento. Necesito tener el marco legal porque no está permitido repartir así nomás”, confirmó el ministro Joaquín Roa en contacto con ABC Cardinal.

“Ahora estamos avanzando en un censo hecho con el Ministerio de Agricultura, finca por finca, para identificar a qué familias tenemos que llegar”, agregó. El Estado había propuesto realizar entrega de kits alimenticios por un periodo de seis meses para aquellas familias más afectadas.

Sin embargo, tanto esa como las demás medidas de urgencia aún no han sido ejecutadas debido a que la aplicación del proyecto de ley de Emergencia Nacional sigue sin ser tratado, desde hace ya varias semanas. Además, el veto presidencial al subsidio para los campesinos también sigue estancado en la Cámara de Senadores.

PUBLICIDAD

A 15 días de la sanción y promulgación de la ley de Emergencia, aún no se ha implementado ninguna de las acciones establecidas en la misma. El Poder Ejecutivo ha condicionado la posibilidad de reglamentar la ley de Emergencia para que primero se acepte el veto al proyecto de subsidio para el pago de las deudas campesinas.La Coordinadora Nacional Intersectorial (CNI) urge que se lleven a cabo las medidas de emergencia debido a que la situación de los labriegos no puede esperar más tiempo.

En otro momento, el ministro Roa habló sobre la fugaz tormenta que afectó al Chaco y principalmente a Neuland la semana pasada. “No hubo chances de detectar la tormenta. Ahora estoy con meteorólogos haciendo recorridos aéreos para entender lo que pasó y así poder prepararnos a futuro”, detalló.

La breve tormenta de ese día muy fuerte y, según los daños que se pueden ver con las fotografías, se estima que los vientos rondaron aproximadamente los 130 km/h, según Roa. “A esto hay que prestarle mucha atención porque pueden sacar muchas informaciones que podrán servir para pronósticos futuros”, destacó.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD