Sin visos de solución en CDE

CIUDAD DEL ESTE. El paro de la mayoría de las empresas del transporte público urbano de pasajeros ya dura más de una semana y no tiene visos de solución.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/IL27E2A2ENCBBFNUISZ2B73CVQ.jpg

Los dueños de las firmas, integrados dentro de la Asociación de Empresarios del Transporte Público de Pasajeros de Ciudad del Este (ASETRAPACE), reclaman que la Municipalidad firme con ellos contratos de concesión de itinerarios por al menos 5 años más, mientras la intendenta Sandra Mc Leod de Zacarías (ANR) insiste en que no lo hará sin previo llamado a licitación del servicio. Mientras, los usuarios se las ingenian para movilizarse.

El servicio del transporte público urbano está parado desde el 25 de mayo, cuando los dueños de las seis empresas integrantes de ASETRAPACE decidieron dejar de trabajar porque consideraron como una persecución por parte de la Municipalidad, la retención de ómnibus de sus líneas por considerarlas “chatarras”. La Comuna alega que los buses tenían problemas mecánicos, de infraestructura y contaban con más de 20 años de uso, violando ordenanzas municipales.

Los empresarios demandan que la intendenta firme con ellos un contrato de concesión de itinerarios por cinco años, con el objetivo de utilizar ese documento como garantía en la adquisición de 20 nuevos ómnibus con los cuales renovar su flota. Por su parte, a través de comunicados, la jefa comunal reiteró en varias ocasiones que no va a negociar con los empresarios del transporte, considerando el paro como ilegal y extorsivo, y aseveró que no se firmarán contratos de concesión de líneas sin previo llamado a licitación del servicio.

El último llamado a licitación para concesión de 22 itinerarios, fue declarado desierto por la Intendencia, alegando que ninguna de las empresas que se presentaron reunía los requisitos demandados en el pliego de bases y condiciones. Este proceso licitatorio, empero, fue rechazado por completo por la Junta Municipal, en su sesión de este martes.

Así, desde hace más de una semana, solamente circulan buses de la firma VIMAX, también conocida como Alto Paraná, que no es parte de ASETRAPACE, y buses interurbanos, como Tres Fronteras, Trans Paraná, Matiauda y Cedrales Tour, que están entrando en los barrios, tomando otros itinerarios con autorización municipal, para paliar la ausencia de las líneas en paro. Estos colectivos se exponen, sin embargo, a la rotura de sus vidrios a pedradas por parte de manifestantes.

El gremio de transportistas recibe el apoyo de la organización CDE Transparente y de gremios de taxistas y paseros que piden la intervención de la administración de Sandra Mc Leod de Zacarías. Los manifestantes se concentran en la plazoleta de la Junta Municipal, realizando permanentes marchas por el microcentro. En la última, llevada a cabo el martes, hubo intervención de la Policía y conatos de violencia, razón por la cual se pidió el cambio del jefe de Orden de la Jefatura de Policía, Ever París, y del jefe de Orden y Seguridad, José Sánchez.

Empero, el presidente de ASETRAPACE, Nelson Rojas, dijo que hasta el momento la intendenta no se comunicó con ellos y que no hay negociación, por lo cual el paro continúa. La población, entretanto, busca formas alternativas de trasladarse de un lugar a otro. Algunos utilizan las pocas líneas habilitadas que les dejen más cerca de sus casas y luego caminan, mientras otros optan por abordar kombis que cobran Gs.5.000 por persona. Hay quienes solicitan el servicio de mototaxistas, que están cobrando Gs.15.000 por viaje.