Asaltantes casi matan a taxista por ínfima suma

Dos asaltantes casi mataron a un taxista para robarle una ínfima cantidad de dinero y su celular anoche en San Lorenzo. Los delincuentes además robaron el rodado del trabajador del volante y lo quemaron en un patio baldío, en Capiatá.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/HAODKRPDWVCG5G5HCJYPKDNWBM.jpg

Resultó víctima Ignacio Melgarejo Moreno (42), con antecedente por violencia intrafamiliar, según los registros policiales. Este fue despojado de un taxi de la marca Toyota modelo Platz, chapa BRS, de la subparada 2 de San Lorenzo, que fue posteriormente incendiado en la calle Nuestra Señora de la Asunción y Cedro del barrio Kennedy de Capiatá, al costado de un enorme patio baldío pero en una zona totalmente poblada. 

Melgarejo señaló que, pasadas las 22:30 de ayer, llegaron a la parada dos jóvenes y solicitaron un servicio en el km 17 de la Ruta 1, en las cercanías de la subestática de la ANDE. Uno de ellos tenía "buena pinta" y era difícil de sospechar de ellos, aseguró.

“Como era puntero, les dije que G. 50.000 era el servicio y aceptaron. Ya salimos de la parada y, cuando llegamos al lugar de destino, uno sacó un cuchillo y me lo apretó por la espalda y me dijo que era un asalto”, relató.

PUBLICIDAD

"Les dije que solo tenía mi celular, poco menos de G. 500.000, ya que no hubo casi trabajo en el día, que lleven todo y que no me hagan nada", agregó.

“En ese momento, el otro me agarró del cuello con una madera y me apretó tratando de ahorcarme, me comenzó a faltar aire, traté de defenderme como pude, logré abrir la puerta y salir, pero en ese momento, el otro me pegó con un palo, al parecer, por la cabeza y me tumbó, me quedé atontado”, agregó. Tras el ataque, los asaltantes se llevaron el taxi.

Melgarejo se mostraba bastante adolorido por los golpes que sufrió e inclusive contó que, en su desesperación, cuando le apretaban el cuello, apretó fuerte sus dientes y uno de estos se rompió.

“No sé por qué quisieron matarme a pesar de que les di todo lo que tenía”, se preguntó el trabajador, quien hizo su denuncia en el puesto policial Nº 1 del barrio Kennedy dependiente de la comisaría 32ª de Posta Ybycuá, Capiatá.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD