Teresa Rojas, nueva ministra Anticorrupción

La ex fiscala Teresa Rojas es la nueva ministra de la Secretaría Nacional Anticorrupción (SNA) en reemplazo de Soledad Quiñónez. Rojas en su primer discurso prometió "transparencia, honestidad y control".

"He sido designada por el presidente de la República (Mario Abdo Benítez) para estar al frente de la Secretaría Nacional Anticorrupción. Me ha encomendado la tarea de fortalecimiento de esta secretaría, que -como todos sabemos- hoy día adquiere una connotación más relevante", expresó la exfiscala Teresa Rojas durante su primer discurso como encargada de la cartera estatal.

La asignación de la ex representante del Ministerio Público se concretó a través del decreto presidencial N° 137, firmado en la fecha. Por ende, ocupará el cargo de María Soledad Quiñónez, hermana de la fiscala general del Estado, Sandra Quiñónez

Indicó que desde mañana trabajará en la institución y aseguró que los pilares de dicho trabajo serán la "transparencia y la honestidad". Agregó que su labor será principalmente la de coordinar con todas las direcciones de esta área para poder ofrecer al Ministerio Público insumos para sus investigaciones. 

PUBLICIDAD

Al ser consultada por los principales desafíos al frente de la entidad estatal, resaltó que el mayor objetivo será fortalecer el control. "Que los controles funcionen, sean efectivos y eficaces y que las informaciones obtenidas en esos controles sean útiles para las investigaciones que lleve a cabo el Ministerio Público", enfatizó.

Manifestó que la renuncia a su cargo en la Fiscalía se debió a su jubilación. Entretanto, esta decisión se concretó tras una serie de aprietes judiciales y en su momento había manifestado que no iba a esperar que la echen.

Teresa Rojas fue una de las representantes del Ministerio Público que declaró haber sido amedrentada por dos abogados Carmelo Caballero y José Almada. Este caso había sido revelado en los audios que involucraban a Óscar González Daher al frente del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM), quien le había afirmado que "su caso estaba feo".

También había manifestado en su momento que remitió una nota al entonces fiscal general del Estado Javier Díaz Verón, ahora preso, para notificarle de la cuestión a lo que el mismo hizo caso omiso. 

Ahora, paradójicamente el día en que Óscar González Daher  decide declinar a su cargo como senador, tras presión política y ciudadana por los múltiples casos en los que estaría involucrado, Teresa Rojas asume como flamante ministra de la Secretaría Anticorrupción

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD