Ulises Quintana amenaza con denunciar a jueces

El diputado con permiso Ulises Quintana amenazó con denunciar por prevaricato “a los magistrados que me tienen preso”. Fue tras salir de su audiencia ante el juez Humberto Otazú, quien aún debe decidir si le otorgará medidas alternativas a la prisión.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/46O4DLPX7NEEBB2Y263RKR7KWQ.jpg

Ulises Quintana criticó el actuar de la Fiscalía y de los jueces y anunció que, en caso de seguir detenido, apelará y denunciará por prevaricato a los magistrados y fiscales, pues, según dijo, actúan con “parcialidad manifiesta”.

El diputado con permiso manifestó que no existen “ni siquiera sospechas” en su contra y que todo se trata de “una imputación infundada”.

Repudió que la Fiscalía haya ordenado su detención y recalcó: “Mis garantías constitucionales fueron violadas, porque sigo siendo diputado nacional, si bien pedí mi desafuero para someterme al proceso. La Constitución dice que ningún diputado puede ser preso desde el día de su elección”, remarcó.

PUBLICIDAD

Recordó el audio de su conversación con el presunto narcotraficante Reinaldo Javier "Cucho" Cabaña y justificó que él le llamó a comentar que tuvo un problema y que solo lo defendió como abogado.

“Le pregunté si había que maquillar; es un término que usan los contadores, eso significa que es un ajuste a un balance que un abogado no puede realizar”, explicó.

Insistió en que es una empresa y que el dinero que Cucho tenía era lícito.

Cuestionó cómo puede ser posible que Sandra McLeod y Javier Zacarías “ni siquiera sean imputados” y se preguntó cuál es la diferencia para que él se encuentre preso.

Acusó a la fiscala general del Estado, Sandra Quiñónez, de ser “parte de un blindaje al clan Zacarías. Ella es parte de la asociación criminal del clan y da órdenes a los fiscales para que la investigación no prosiga”, acusó.

Dijo que le parece ilógico que esté preso por enriquecimiento ilícito cuando, según manifestó, tiene “G. 5 millones embargados en mi cuenta bancaria, que habilité para cobrar mi sueldo”.

Recordó que recurrió a la Embajada de los Estados Unidos porque confía en que ellos tendrán los informes “si es que realmente soy narcotraficante, y no lo soy”, enfatizó.

Denunció, a la vez, que lo mantienen preso porque la intención era que la esposa de Lucho Zacarías ocupe su banca “y así aumentar los votos de los diputados de Honor Colorado para evitar una eventual intervención de Ciudad del Este”, señaló.

Enfatizó que sus declaraciones de Contraloría y de la Secretaría de prevención de Lavado de Dinero y Activos (Seprelad) son perfectas y recordó que no adquirió ningún bien después de ser diputado nacional.

En cuanto a la camioneta que se encontraba en su poder, propiedad de Cucho Cabaña, refirió que pensaba comprarla y que este siempre fue “un colega abogado, empresario y no tenía antecedentes. No podemos saber en qué andan las personas que conocemos durante la campaña”, justificó.

Recalcó que jamás trabajó con la empresa de Cucho y que este contribuyó en su campaña política, pero “con redes y pelotas, porque es presidente del club de fútbol de salón de San Antonio. No aportó nada de dinero”, enfatizó.

Aseguró que recuperará su banca y demostrará su inocencia.

“Tuve más de 50.000 votos para ser diputado y hoy está usurpando mi banca la esposa de Lucho Zacarías por medio de esta persecución política”, lamentó.

 

 

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD